Vehículo industrial | Barro y niebla, los obstáculos del capítulo final de la Civiparts Non Stop

Team Valencia (41 horas y 46 minutos) y Team Madrid (47 horas y 23 minutos) concluyen la edición más dura hasta la fecha.

Después de la lluvia y la noche de la segunda etapa, llegó el barro y un enemigo todavía más inesperado: la niebla. Esas serán las nuevas dificultades que se encontrarán los equipos Madrid y Valencia de Civiparts en el tercer y último capítulo de la serie Civiparts Non Stop elaborada por la productora audiovisual Smaver. Nuevos problemas que se sumaban a los ya sufridos en los anteriores capítulos.

Para ejemplo, la posible lesión de Eli, del equipo Madrid. Una fuerte caída hizo temer por su continuidad, pero consiguió llegar a Cedillo (Cáceres), donde dio el relevo a Juan para el octavo tramo, que debía llevar a los participantes a Ponte de Sor, ciudad portuguesa ubicada en el distrito de Portoalegre. Tuvo que pasar por la Cruz Roja para que revisaran su rodilla y le dieran el apto para seguir en carrera. Así fue, por lo que nada impidió para que se metiera entre pecho y espalda unas buenas migas extremeñas que reponen a cualquiera.

Un centenar de kilómetros de separación y un desnivel acumulado de 1.300 metros con muchos territorio “sube y baja” era el perfil del octavo tramo, una dura etapa que Juan (Team Madrid) decidió tomar con precaución. “Me la voy a tomar con mucha calma, entrando en calor porque hay mucho barro”, explicaba. Eso sí, la competición no estaba exenta de algún momento de disfrute. Como el que sirvió para detenerse al lado de un barranco para disfrutar de unas fantásticas vistas de la zona.

Pistas anchas de arena

Para entonces, el equipo Valencia ya se encontraba disputando la novena etapa, entre Ponte de Sor y Coruche, de 79 kilómetros. Fue Manolo el encargado de disputarla tras haber cogido fuerzas suficientes: pasta, sándwich y ternera fue el menú elegido para afrontarla, sin olvidar las famosas barritas nutricionales y un gel de rápida absorción, con una contraindicación habitual. “Esperemos no cagarnos”, anunciaba. No pareció tener problemas de ese tipo y surcó sin problemas las pistas anchas con la arena como protagonista hasta dar el relevo a Riki, encargado de la última etapa hasta la meta en Alenquer. “Mucha pista pero con trampa, porque hay mucho banco de arena. Te permite ir rodando rápido, pero en el momento en que te metes en un banco de arena la has pichao”, decía. No fue así afortunadamente y llegaba a meta en representación del Team Valencia con un tiempo de 41 horas y 46 minutos.

Habría que esperar casi seis horas más para ver entrar por la meta al equipo Madrid. Pero con una imagen modélica: la de los cuatro integrantes del equipo subiendo la rampa de meta acompañando a Eli. “La rodilla bastante bien, luego de seguir pedaleando no se ha inflamado, así que eso es bueno”, decía antes del último tramo. “Con ganas de terminar todos juntos y de conseguir nuestro objetivo”, añadió. Lo harían tras 47 horas y 23 minutos de esfuerzo y de sobreponerse a muchas dificultades, incluida una no esperada, la niebla, que apareció en el inicio de la última etapa. Se sumaba al barro que retó a Juan en la novena etapa, junto al frío y la humedad. “Había un avituallamiento a mitad de camino y decían que después era todo cuesta abajo pero…”, dijo después de la novena etapa. No hace falta reproducir sus siguientes palabras. Solo diremos que no era del todo cierta esa apreciación.

Todo el esfuerzo merecería la pena. La constancia y valentía se impusieron. Valores que ha querido demostrar Civiparts en la Non Stop Madrid-Lisboa con esta serie de tres capítulos en la que la empresa del Grupo Nors especializada en recambio para el vehículo industrial ha querido dar ejemplo de los valores que representan a su empresa.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña