Neumáticos | Comprobar la presión para reducir las emisiones de CO2

Desde Confortauto aseguran que la resistencia a la rodadura es la clave del desgaste.

Lo más seguro es comprobar la presión cada 15 días
Lo más seguro es comprobar la presión cada 15 días

Mantener los neumáticos con una presión correcta, además de aumentar la seguridad, ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Así lo asegura Confortauto que, con motivo del Día del Medio Ambiente, propone desarrollar medidas para eliminar la “huella de carbono”.

La resistencia a la rodadura es la clave del desgaste del neumático, y por lo tanto, cuanto menor sea la presión mayor superficie del neumático entrará en contacto con el asfalto creándose un mayor desgaste. Sin embargo, no es el único factor que entra en juego ya que mantener una presión óptima también influye en el consumo de combustible, así como en los elementos de seguridad derivados del neumático, como la distancia de frenado, la adherencia o la durabilidad del producto.

En el ámbito de los neumáticos la contaminación se produce en las tres etapas de su vida: fabricación, uso y reciclado; sin embargo, solo en su utilización se generan el 96% de los contaminantes que van a la atmósfera.

Según Confortauto, “si todos los conductores de nuestro país, llevasen la presión correcta en sus neumáticos, equivaldría a una reducción anual de más de 1.320 millones de litros de combustible y más de 2 millones de toneladas de emisiones de CO2 al medio ambiente”.

Recomiendan revisar las presiones quincenalmente, para mantener los neumáticos en condiciones óptimas contribuyendo a reducir la contaminación y aumentando la seguridad.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña