Electromecánica | La estrategia de Schaeffler para mejorar la gama de sistemas de dirección de las ruedas traseras

Ha emprendido una asociación de desarrollo con Bosch Automotive Steering para lograr proporcionar un valor añadido a sus clientes.

Keiwan Kashi (Schaeffler) y Stefan Waschul (Bosch Automotive Steering), durante la firma del acuerdo
Keiwan Kashi (Schaeffler) y Stefan Waschul (Bosch Automotive Steering), durante la firma del acuerdo

Schaeffler ha emprendido una asociación de desarrollo con Robert Bosch Automotive Steering GmbH para ampliar su gama de sistemas inteligentes de dirección de las ruedas traseras (irWS), proporcionando en este acuerdo los sistemas mecatrónicos iRWS, mientras que Bosch Automotive Steering se encarga de aportar el software y la electrónica en forma de unidades de control de dirección.

"La combinación de las fortalezas de ambas empresas nos permite crear sistemas integrados que proporcionen un valor añadido superior a nuestros clientes", ha añadido Matthias Zink, CEO Automotive OEM de Schaeffler, añadiendo que "la tecnología de dirección inteligente de las ruedas traseras es un hito clave en la trayectoria de Schaeffler para convertirse en el socio tecnológico preferido para los sistemas de chasis".

La unidad mecatrónica iRWS mejora la comodidad y la seguridad, aumentando la maniobrabilidad y optimizando la estabilidad durante la conducción. "Combinando nuestros conocimientos sobre mecatrónica con nuestras competencias esenciales en la industrialización de componentes mecánicos y mecatrónicos, hemos creado un producto altamente eficiente que puede adaptarse a las especificaciones del cliente", ha destacado Keiwan Kashi, presidente de la Unidad de Negocio de los Sistemas Mecatrónicos de Schaeffler.

El sistema de dirección de las ruedas traseras de Schaeffler emplea tecnologías de construcción ligera y posee un peso total máximo de ocho kilogramos. En el núcleo, se integra un engranaje de rodillos planetarios que realiza una función de autobloqueo, garantizando que las ruedas traseras no cambian de dirección sin la intervención del conductor. En cuanto a la contribución de Bosch a esta asociación, es el encargado de aportar la unidad de control de la dirección, un módulo integrado compuesto por la electrónica de control, un motor eléctrico y el software; el cual resulta esencial para algunas funciones de asistencia a la conducción.

"Nuestra unidad de control de dirección de tercera generación se empezó a comercializar el año pasado y ya está funcionando muy bien en el mercado de los sistemas de control de dirección de los ejes delanteros", ha concluido Stefan Waschul, responsable de los sistemas de dirección de turismos en Robert Bosch Automotive Steering.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña