Electromecánica | RideSense, los nuevos amortiguadores electrónicos de Monroe

Tenneco renombra su línea y anuncia 18 nuevos amortiguadores para principios de 2019.

Forman parte del catálogo de soluciones avanzadas Monroe Intelligent Suspension
Forman parte del catálogo de soluciones avanzadas Monroe Intelligent Suspension

Tenneco ha relanzado la gama de amortiguadores electrónicos de Monroe, renombrándola como Monroe Intelligent Suspension RideSense y anunciando el lanzamiento de 18 nuevas piezas que estarán disponibles a partir del primer trimestre de 2019.

La línea RideSense está diseñada para reemplazar directamente los amortiguadores originales en vehículos con tecnología de suspensión electrónica. La gama, que se puede ver en el stand de Tenneco en Automechanika, cuenta ya con referencias que cubren más de 15 millones de vehículos en Europa, Oriente Medio y África.

Los RideSense forman parte del catálogo de soluciones de suspensión avanzadas Monroe Intelligent Suspension. Son totalmente compatibles con los demás sistemas de suspensión electrónica fabricados por Tenneco que se encuentran en los modelos más populares de turismo, camionetas y SUV.

Estos amortiguadores electrónicos utilizan válvulas avanzadas y otras tecnologías de vanguardia para garantizar un funcionamiento normal continuo y una altura de manejo adecuada una vez que los amortiguadores originales del vehículo se desgasten demasiado.

Cada unidad está diseñada para adaptar continuamente las fuerzas de compresión y rebote a unas  condiciones de conducción cambiantes. El objetivo es ofrecer una precisión de manejo, un control y una reducción de vibraciones óptimos.

Los Monroe Intelligent Suspension RideSense están diseñados para cumplir con el perfil específico de conducción en cada vehículo. Cada amortiguador se conecta a una unidad de control electrónico (ECU), que maneja datos de los sensores como aceleración de la rueda, desplazamiento del cuerpo y ángulo de dirección, para reaccionar a cambios en la carretera y la conducción en tan solo 10 milisegundos.  

Además, los RideSense vienen con una garantía limitada de calidad y rendimiento de cinco años. Monroe entrega cada unidad en un paquete único de alta calidad, diseñado para atraer a los clientes y resistir el daño potencial asociado con el envío y la manipulación.

"Los OEM globales están integrando cada vez más la tecnología de amortiguación electrónica en sus vehículos para ofrecer una experiencia de conducción superior, y la demanda del mercado secundario de productos de recambio compatibles está creciendo. Tenneco ha ampliado continuamente su gama de soluciones de suspensión avanzadas para aprovechar esta oportunidad de crecimiento", explicó Maurits Binnendijk, vicepresidente y gerente general de Aftermarket para Europa de Tenneco.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña