Electromecánica | Pasos de peatones en 3D, la estrategia de Monroe para promover el cambio de amortiguadores

Monroe recomienda revisar los amortiguadores en el taller cada 20.000 kilómetros.

Estas ilustraciones 3D están diseñadas para captar la atención de los conductores
Estas ilustraciones 3D están diseñadas para captar la atención de los conductores

Monroe ha llevado a cabo una original iniciativa para concienciar a los conductores sobre la importancia de reemplazar los amortiguadores desgastados. La semana pasada, instaló en las calles de la ciudad  portuguesa de Maia dos ilustraciones 3D en dos de los pasos de peatones más transitados de la población.

Estas ilustraciones 3D están diseñadas para captar la atención de los conductores, con el fin de que reduzcan la velocidad cuando alcancen los pasos peatonales. La iniciativa, que ha sido desarrollada en colaboración con la ciudad de Maia, ha transformado los pasos de peatones ubicados en las inmediaciones del colegio Novo da Maia y la Ciudad Deportiva.

Los nuevos gráficos realzan estos cruces, utilizados unas 120.000 veces al año por los estudiantes, y han sido diseñados para soportar el desgaste por el paso de un millón de vehículos.

Olivier Schyns, director de Marketing de Tenneco Aftermarket, empresa fabricante de los amortiguadores Monroe, destacó la mejora de la seguridad de los conductores, los pasajeros y los peatones como uno de los principales objetivos de los productos Monroe. Y valoró así los pasos de peatones en 3D: "Confiamos en que esta nueva iniciativa, a través del excelente trabajo de los Embajadores de la Seguridad de Monroe, servirá para concienciar a los conductores de la importancia del adecuado funcionamiento de los amortiguadores. Esperamos poder extender este interesante proyecto a otras ciudades de Europa".

Los amortiguadores desempeñan un papel determinante en el vehículo por su contribución al mantenimiento de la seguridad en la maniobra de parada, proporcionando adherencia a la superficie de la carretera y evitando una transferencia de peso excesiva.

En determinadas condiciones de circulación, la distancia de frenado del vehículo puede verse incrementada por uno o más amortiguadores desgastados. Unos amortiguadores en buenas condiciones pueden ayudar al conductor a frenar antes, al mantener el agarre de los neumáticos.

Los amortiguadores también controlan la transferencia del peso de atrás hacia delante en condiciones de frenada brusca. Un excesivo peso en los amortiguadores delanteros puede, en algunas circunstancias, incrementar de manera considerable la distancia de frenado.

Para evitar este tipo de problemas, Monroe recomienda revisar los amortiguadores en el taller cada 20.000 kilómetros, de cara a detectar posibles desgastes y daños.  

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña