Concesionarios | La posventa marquista creció el 13% hasta 4.576 millones de euros en 2021

Se prevé que incremente el 15% en 2022 y, junto con el vehículo usado (+11%), son las únicas dos patas de los concesionarios que aguantan la crisis Covid-19 y de semiconductores. Gerardo Pérez alerta de que están en peligro entre 5.000 y 7.000 empleos, el equivalente a dos fábricas de automóviles, si no se recuperan 1,2 millones de unidades vendidas.

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto
Gerardo Pérez, presidente de Faconauto

Es la rama de la actividad de los concesionarios que más creció en 2021. Y, junto a las ventas de vehículos de ocasión, las únicas dos que cerraron en positivo frente a 2020. La posventa de los concesionarios sigue "salvando" en muchos casos los balances de los concesionarios, puesto que facturó 4.576 millones de euros en 2021, el 13% más que en 2020 y alcanzado casi cifras prepandemia. ¿Y para 2022? Las previsiones de Faconauto son de un crecimiento del 15%.

"La posventa se está comportando de manera muy positiva. El nivel de tecnología de los vehículos favorece que el cliente lo lleve a una red especialista. No somos ni mejores ni peores que los multimarca, pero solemos trabajar una marca y en ese sentido nos beneficia. Creemos que seguirá creciendo en los próximos años, también favorecido por el vehículo de ocasión, donde hay una gran oportunidad". Así se ha manifestado Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, en un encuentro virtual con la prensa previo a la celebración de su Congreso & Expo 2022 de Faconauto, los próximos 2 y 3 de marzo.

Encuentro en el que no solo ha avanzado las grandes cifras de los concesionarios en 2022, sino sus "poco halagüeñas" previsiones para 2022. Y es que la situación es grave para las redes de distribución de automóviles. La falta de stock en los concesionarios y la caída en las matriculaciones explican la caída del 8% que experimentó el negocio de los concesionarios, cerrando el pasado ejercicio con una facturación de 33.003 millones de euros.

Por áreas de actividad, la que más sufrió fue la de vehículo nuevo (21.267 millones de euros), con un retroceso en su facturación del 17,7%, mientras que las otras dos grandes áreas, la posventa (4.576 millones) y el vehículo de ocasión (7.180 millones), crecieron un 13% y un 11%, respectivamente, recuperando niveles previos a la pandemia. En este contexto, la rentabilidad se mantiene en el 1%, en las mismas cifras en 2020.

Aunque la buena noticia está en el empleo. El sector cerró 2021 con 152.225 puestos de trabajo, frente a los 153.425 de 2020. Pero, si no se recuperan ventas de 1,2 millones de unidades al menos (la previsión en la actualidad es de menos de 900.000 unidades), Faconauto alerta de que están en riesgo entre 5.000 y 7.000 puestos de trabajo. O, lo que es lo mismo, el equivalente a dos fábricas de vehículos.

"Empresas fuertes y solventes"

"Pese a haber sido un año muy malo en ventas, los concesionarios hemos vuelto a demostrar que somos empresas fuertes y solventes, enfocadas en crear riqueza, actividad y en proteger el empleo. En el proceso de cambio que está experimentando el sector, si se dan los pasos correctos, los concesionarios estaremos en disposición de contratar en los próximos años intensivamente nuevos perfiles profesionales y también de acelerar la capacitación de nuestros empleados alrededor de tres palancas: nuevos modelos de movilidad, la electrificación del parque y la propia transformación de la red de distribución”, ha dicho el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

Transformación de la red de distribución y ventas directas que coparon, precisamente, buena parte de su intervención y de las preguntas de los medios, en clara alusión a la situación y cancelación de contratos por parte de Stellantis. "Los concesionarios son empresarios dispuestos a invertir allí donde hay un futuro y una oportunidad, pero actualmente la inseguridad que viven en temas clave dificulta la continuidad de esas inversiones. Y pongo sólo un ejemplo: las ventas directas hechas por los fabricantes impactan directamente en los resultados de los concesionarios, por eso no basta con que las marcas digan que los concesionarios somos sus socios prioritarios; tienen que demostrarlo llegando a consensos y colaborando con sus redes para acordar un límite en esas ventas directas”, aseguró Gerardo Pérez.

Sin entrar en más detalles, sobre el "caso Stellantis", el presidente de la patronal aseguró que utilizarán "todos los resortes que estén a su alcance para salvar las inversiones de sus asociados", porque en el momento del anuncio de cancelación del 39% de la red, muchos concesionarios estaban invirtiendo en nuevas estructuras. "Mucha gente saldrá arruinada en este proceso", recalcó.

Cambio de fiscalidad

Por último, Faconauto considera ya urgente un cambio en la fiscalidad del sector, porque es el modo más útil de fomentar la renovación del parque, incentivar la demanda y dinamizar el mercado. Al mismo tiempo, puede ser la mejor herramienta para acelerar la descarbonización de la movilidad, dado el retraso que arrastra nuestro país.

Sobre descarbonización, la organización empresarial ha indicado que, sin la participación de todas las tecnologías, sin un mercado fuerte, será imposible que se cumpla el objetivo establecido por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima de que haya 3 millones de vehículos eléctricos circulando por nuestras carreteras. En 2030, en concreto, según sus previsiones, en el mejor de los escenarios, con una evolución del mercado normal, sólo habrá 1,2 millones de vehículos eléctricos dentro de ocho años en España.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña