Reparación | El taller no conectado tiene fecha de caducidad

Cetraa pronostica la extinción de los talleres que a partir de 2020 no utilicen la información técnica (RMI).

El taller no conectado tiene fecha de caducidad El taller no conectado tiene fecha de caducidad
El taller no conectado tiene fecha de caducidad

La asociación de talleres de Bizkaia (BAT - Cetraa Bizkaia) ha elaborado un informe sobre la evolución de la información técnica para el mantenimiento y reparación del automóvil (RMI) para los talleres independientes, que determina que “algo no funciona como debería”.

Y es que las conclusiones son demoledoras para aquellos negocios que no utilicen este sistema, pues la patronal augura su extinción a partir de 2020, mientras que los que lo incorporen “gozarán de una dilatada trayectoria”.

“No tiene sentido que después de 13 años, la casi totalidad de los 4.500 talleres independientes o multimarca de este país desconozcan que tienen en Internet una herramienta multiusos, la RMI”, asegura el informe.

Uno de los aspectos en los que más se centra el estudio es en la telemetría o la implantación del sistema eCall/bCall -tecnología de aviso al 112 en caso de siniestro obligatoria a partir de abril de 2018 para todo vehículo matriculado en la UE-.

Los fabricantes no están esperando a que sea obligatoria su instalación y ya lo están ofreciendo en sus modelos, no solo para enviar el mensaje de socorro, sino también para avisar de averías del vehículo, realizar una reprogramación de software a distancia, llamadas a revisión...

En definitiva, “lo que los constructores pretenden es tener el control de todo lo que les ocurra a los automóviles durante toda su vida útil y que sean direccionados al servicio oficial más cercano”, afirma el estudio.

En este sentido, la demora de una fecha para disponer de los protocolos (sobre todo de nivel 2, que afecta a la seguridad) para acceder al software de los vehículos Euro 5 y Euro 6 supone “una ventaja competitiva para los concesionarios y una importante pérdida de actividad para el taller de confianza, además de un coste de la operación el 30% superior”.

Por lo tanto, recoge el estudio, “es determinante que el sector de la reparación incluya este sistema en su metodología de trabajo”.

“No se trata de una ola que se puede salvar con más o menos dificultad, sino que lo que viene es un auténtico ‘tsunami’ que amenaza con llevarse por delante muchos talleres”, afirma el documento.

Es necesaria esta adaptación porque “para el año 2020, aproximadamente el 80% del mercado dependerá de vehículos Euro 5 y Euro 6 y, para el 2025, el 80% serán coches híbridos, telemáticos (eCall), eléctricos, GLP…”, añade.

“Hay que tener en cuenta que la rentabilidad de un taller depende el 30% de los vehículos entre cero y cinco años, el 52% de los de entre cinco y 12 años y el 18%, y cuesta abajo, de los de más de 12 años”, recuerda Cetraa.

Es decir: aquellos talleres que no se conecten, funcionarán hasta que se extingan los vehículos no conectados (cinco o diez años). En cambio, los conectados podrán reparar tanto los conectados como los no conectados y “tendrán su negocio asegurado”.

Por último, la patronal destaca que solo algunos talleres y pocos usuarios saben que no se pierde la garantía por mantener o reparar en los multimarca.

Pero “lo que no se está diciendo es que para que no se pierdan las garantías, el que intervenga tiene que seguir los protocolos que marca el constructor; es decir, los manuales de reparación, la RMI, que debe estar disponible para los diferentes operadores del sector de la posventa de automoción”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña