Electromecánica | El híbrido hidráulico de Bosch reduce el consumo hasta el 45%

Propulsión híbrido hidráulica de Bosch Propulsión híbrido hidráulica de Bosch
Nuevo sistema de propulsión híbrido hidráulica de Bosch

Un ahorro de combustible que alcanza el 45% en tráfico urbano y el 30% en conducción mixta. La nueva propulsión híbrido hidráulica de Bosch presenta un gran potencial para el futuro de los vehículos, especialmente de los compactos, según la compañía.

El fabricante ha desarrollado esta tecnología en colaboración con PSA Peugeot Citroën. El acumulador hidráulico se carga cuando se frena el vehículo: la energía cinética que se descarga al frenar se transforma en energía hidráulica y se almacena en el acumulador de presión.

Este colector de presión se carga mucho más rápido y puede utilizar la energía adicional del motor de combustión de forma más eficiente que una batería de iones de litio de un vehículo eléctrico, según Bosch. Eso sí, en comparación tiene menos capacidad y alcance.

El diseño de esta propulsión permite un efecto “booster” (de impulso) que normalmente sólo ofrecen accionamientos eléctricos muy costosos, según explica Bosch. De hecho, el sistema híbrido es capaz de apoyar a los motores de combustión en los rangos en los que estos son menos eficientes.

El nuevo concepto Powersplit permite utilizar distintos tipos de propulsión: los trayectos cortos se pueden realizar sólo con energía hidráulica, consiguiendo una circulación cero emisiones. También puede funcionar el motor de combustión en exclusiva o ambos combinados.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña