Electromecánica | Consecuencias de la desaparición del conector OBD en los equipos de diagnosis

Desde Ancera reclaman la inclusión de este elemento en la revisión de nuevo reglamento de homologación de vehículos.

Este conector permite la comunicación con los vehículos para realizar diagnósticos precisos Este conector permite la comunicación con los vehículos para realizar diagnósticos precisos
Este conector permite la comunicación con los vehículos para realizar diagnósticos precisos

Una de las herramientas fundamentales en la actualidad en todos los talleres de mecánica son los equipos de diagnosis utilizados para analizar los problemas que puedan tener los vehículos antes de repararlos.

Dada la actual complejidad electrónica de los coches, es necesario conectar un equipo de prueba al automóvil mediante un conector OBD, el cual permite la comunicación con los vehículos para realizar diagnósticos precisos y reparaciones rápidas y eficientes.

Sin embargo, desde Ancera afirman que pronto pueden introducirse algunos cambios que harán que tal conexión no se pueda utilizar.

Esto es debido a que la Comisión Europea ha comenzado a trabajar sobre una actualización del reglamento de homologación de vehículos. Dicha revisión, realizada por el ‘Estudio Ricardo’ sobre la legislación vigente acerca del acceso a la información de reparación y mantenimiento, que tiene diez años de antigüedad, habría dejado de incluir este elemento, según la asociación.

Actualmente, el conector OBD puede ser sustituido por otros sistemas (por ejemplo, diagnósticos remotos realizados con el uso de servidores gestionados desde la sede del fabricante del vehículo), lo que implica, según dicha organización, el riesgo de que algunas compañías automovilísticas utilicen esa laguna legislativa y creen un monopolio con el acceso a los datos de las condiciones técnicas de los vehículos.

Sin la posibilidad de acceder a los datos del vehículo con el uso del conector, los talleres multimarca no podrán leer los códigos de error de los coches que se van a reparar y, por lo tanto, subraya Ancera, dependerán de los fabricantes de automóviles.

La patronal insiste en que la existencia del conector OBD es necesaria para el funcionamiento de todo el mercado de posventa del automóvil y para la oferta competitiva en servicio y reparación de vehículos.

Hoy en día, el mercado independiente sirve a 284 millones de automovilistas en Europa y ha creado 3,5 millones de empleos en 500.000 empresas, de las cuales la mayoría son pequeñas y medianas empresas.

Ancera añade que “su buena condición es sin duda beneficiosa para los automovilistas, ya que la fuerte competencia interna garantiza la innovación, precios agresivos y una calidad de servicio mejorada”.

Asimismo, subraya la asociación, de acuerdo con la teoría del dominó, las consecuencias de la eliminación del conector OBD tendría un impacto en todas las entidades que operan en el mercado independiente del automóvil: talleres, fabricantes de piezas de repuesto y equipos de diagnosis, distribuidores y empresas dedicadas al software del conector OBD.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña