Electromecánica | Liqui Moly y Méguin celebran su 60 y 170 aniversario

El especialista en aditivos y la planta petrolífera hacen un repaso de su trayectoria y de sus objetivos de futuro.

Liqui Moly y Méguin celebran su 60 y 170 aniversario Liqui Moly y Méguin celebran su 60 y 170 aniversario
Liqui Moly y Méguin celebran su 60 y 170 aniversario

Liqui Moly, el especialista en aditivos, y Méguin, la planta petrolífera, cumplen 60 y 170 años, respectivamente, desde su fundación.

En 2006, según explica la compañía alemana de lubricantes, ambas empresas decidieron unir fuerzas y Liqui Moly se hizo cargo de Méguin, manteniendo los nombres de ambas marcas. Tras esta fusión, las consecuencias han sido positivas, señala: "Desde entonces los indicadores de crecimiento solo apuntan en una dirección: hacia arriba. Entre 2009 y 2016 la cifra de ventas aumentó en 256 millones de euros hasta los 489 millones; es decir, más del doble".

Las dos empresas alemanas cuentan con un equipo de casi 800 personas, para cuya gestión y buen funcionamiento destacan la importancia de una estructura basada en la "horizontalidad y los cortos recorridos", los cuales desembocan en "decisiones rápidas".

"En el mercado, nosotros no nos movemos como un pesado petrolero, todo lo contrario, somos una lancha rápida. Todos los días ajustamos nuestro rumbo a los deseos de nuestros clientes", afirma Ernst Prost, director gerente y propietario de ambas empresas. "Y esto también es necesario porque esta empresa mediana se enfrenta a diario a multinacionales del petróleo", añade.

De esta manera, para el grupo de empresas, las inversiones en conocimiento son de gran importancia y una expresión de su vocación de futuro: "Descubrir nuevos productos requiere una investigación de gran intensidad y a su vez una tecnología vanguardista en los laboratorios y en la producción", apunta Prost. En este sentido, la compañía anuncia que está desarrollando un aditivo para híbridos.

Finalmente, la firma detalla que han duplicado la capacidad de los laboratorios en los últimos años, construido un almacén de depósitos en las instalaciones portuarias y que también se ha aumentado la capacidad de almacenamiento de la fábrica de aceites. "La nueva disposición de la matriz y la tecnología robótica han supuesto un salto cuántico en la producción", concluye.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña