Concesionarios | Volkswagen explica cómo será la reparación de los motores afectados por el ‘dieselgate’

Se actualizará el software y se instalará un filtro especial, operaciones que llevarán “poco más de una hora”, según la compañía.

Volkswagen explica cómo será la reparación de los motores afectados por el ‘dieselgate’ Volkswagen explica cómo será la reparación de los motores afectados por el ‘dieselgate’
Volkswagen explica cómo será la reparación de los motores afectados por el ‘dieselgate’

Después de que Volkswagen anunciara que ya está poniéndose en contacto con los afectados del ‘dieselgate’, y tras la publicación de los modelos afectados por las emisiones de CO2, la marca ha informado de la solución que aplicará a los vehículos trucados con motores 1.6 y 2.0 TDI.

En cuanto a los primeros, la solución pasa por una actualización del software y la instalación de un ‘transformador de flujo’, ubicado antes del sensor que mide la masa de aire que entra al motor.

Su misión consistirá en ralentizar el flujo de aire y evitar los remolinos para estabilizar la entrada y la lectura del sensor, de modo que el proceso de combustión sea “óptimo”.

Para los motores 2.0, únicamente será necesario actualizar el software, sin necesidad de instalar ningún elemento adicional.

Las medidas técnicas ya están disponibles para la mayoría de los modelos del grupo afectados en Europa, que cuentan con motores EA 189 bajo norma Euro 5. Además, según la compañía las operaciones “llevarán poco más de una hora”.

“La aclaración y la solución del programa del diésel progresan. El grupo Volkswagen ha presentado medidas técnicas específicas para los motores EA 189 afectados con una cilindrada de 1.6 y 2.0 litros a la Oficina federal del transporte automovilístico (KBA)”, según un comunicado emitido por el fabricante.

La multinacional afirma que estas modificaciones no tendrán efectos negativos sobre el consumo de carburante ni en el rendimiento del motor, algo que no se ha asegurado al 100%, pero sí permitirán que los coches cumplan con los niveles de emisiones que ahora superan ampliamente.

El fabricante considera que la solución es “sencilla y beneficiosa” para los propietarios y, aunque no ha mencionado el coste que supondrá, algunos expertos apuntan a que la llamada a revisión —que comenzará en enero de 2016— podría suponer un gasto de 500 millones de euros, cantidad considerablemente menor a la prevista por Volkswagen, que ascendía a los 6.700 millones de euros.

La medida para los motores diésel 1.2 será presentada ante la autoridad competente a final de mes.

Por su parte, el resto de marcas del grupo afectadas (Audi, Seat, Skoda y vehículos comerciales de Volkswagen) presentarán sus propias soluciones.

Si quieres saber cómo será el procedimiento de la reparación, puedes verlo el siguiente vídeo:

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña