Concesionarios | GM = General Mistake (error general) para los trabajadores de Saab

General Mistake (error general) o Gangster Motors son algunos de los calificativos que han dedicado miles de trabajadores del fabricante de coches Saab a su empresa matriz, General Motors, que estudia desmantelar esta marca de coches. Lo han hecho a través de pancartas mostradas durante una manifestación frente a una de las fábricas de Saab en Suecia.

Oficialmente, General Motors se debate entre la venta o el cierre de la marca. Al tiempo que traza planes de liquidación de la compañía, todavía negocia con algunos posibles compradores interesados en Saab. Sin embargo, algunos analistas aseguran que GM está más interesado en el cierre para evitar que su tecnología caiga en manos de la competencia.

¿Y la posventa de la marca? ¿Qué ocurrirá con todos esos clientes que la propia marca denomina saabistas? El director de posventa de General Motors España, José Antonio Sánchez de León, ha asegurado, en declaraciones a InfoCap, que "el soporte posventa tanto en recambios como en reparaciones para nuestros vehículos está garantizado".

En este sentido, la compañía explica que, aunque cierre las puertas de Saab, mantendrá la vigencia de la garantía de sus coches y continuará fabricando y suministrando piezas para las operaciones de posventa que necesiten en todo el mundo, incluida España.

Mientras, 70 concesionarios Saab con 500 trabajadores en España esperan acontecimientos. Sin duda, tanto una venta como un cierre traerán consecuencias para todos ellos, si bien la diferencia entre ambas opciones puede ser muy importante, tanto como mantener sus puertas abiertas y sus puestos de trabajo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña