Chapa y pintura | Conflicto entre un grupo de exfranquiciados y Ralarsa

Los afectados han demandado a la franquicia por retener dinero de su facturación cuando comunicaron que no seguirían como franquiciados.

Conflicto entre un grupo de exfranquiciados y Ralarsa Conflicto entre un grupo de exfranquiciados y Ralarsa
Conflicto entre un grupo de exfranquiciados y Ralarsa

Las diferencias entre franquicia y franquiciado son algo que puede considerarse que entra dentro del desarrollo habitual de cualquier negocio de este tipo. Estas diferencias suelen quedar en el terreno privado y rara vez salen a la luz.

Sin embargo, en ocasiones, estos conflictos se enquistan –incluso con demandas de por medio- y se hacen públicos. Este es el caso que está viviendo Auto Cristal Ralarsa con algunos exfranquiciados. Y todo tras la aparición de un blog donde éstos airean su versión de un conflicto que les enfrenta a esta franquicia de lunas.>

Según ha podido saber Infotaller.tv, varios ya exfranquiciados han denunciado a la franquicia por retener, según su versión, dinero que les debían abonar de su facturación, después de haber comunicado su intención de abandonar la enseña en tiempo y forma, tal y como asegura uno de los afectados a esta web.

La disputa, que arranca unos meses atrás, comienza cuando varios franquiciados, por separado, insatisfechos, según dicen, con el trato y la forma de gestionar de la cúpula de Ralarsa, comunican antes de la finalización de sus respectivos contratos que desean dejar la franquicia.

Según la versión del afectado al que ha tenido acceso Infotaller.tv, hasta una quincena de talleres de Andalucía estaría en esta situación aunque, según asegura “hay muchos de otras comunidades autónomas que nos han confirmado que también han notificado ya su intención de dejar la franquicia”.

Los afectados denuncian que, tras estas comunicaciones, Ralarsa retuvo el dinero que debía entregarles por los trabajos efectuados para aseguradoras y empresas de renting (más del 90% del total de su facturación, según sus propios cálculos). Las cantidades retenidas varían según los afectados aunque en algunos casos la cifra podría ser superior a los 100.000 euros.

Este dinero, por contrato, "la franquicia debe pagarlo en un plazo máximo de 60 días, cuando muchas aseguradoras pagan casi en el acto”, cuenta a Infotaller.tv este exfranquiciado que confiesa que “no aguantaba la presión de esta gente y por eso decidí dejar la franquicia”.

Esta redacción se ha puesto en contacto con Ralarsa y fuentes de la franquicia han asegurado a Infotaller.tv que ha denunciado a varios exfranquiciados por irregularidades y, posteriormente, por incumplimiento de contrato ya que, según aseguran, algunos de ellos habrían continuado con la misma actividad tras dejar Ralarsa, bajo otra marca –haciéndole la competencia-, algo que la legislación impide hacer en el plazo de un año después de abandonar una franquicia, "en el mismo código postal que se venía ejerciendo la actividad", según apunta otro de los afectados.

El dinero en disputa, según la versión de la franquicia, habría sido retenido por Ralarsa a cuenta de las presuntas irregularidades detectadas y por los daños y perjuicios que habría provocado a la franquicia el que los exfranquiciados hubieran mantenido su actividad fuera de Ralarsa.

Tras los cruces de demandas interpuestas por la franquicia y los exfranquiciados, serán los tribunales de justicia los que den y quiten razones.
 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña