Reparación | Cuáles son los pilares de los talleres del siglo XXI

La formación de los profesionales y la imagen de marca son algunos de los elementos diferenciadores de la competencia.

La recepción activa es un momento fundamental en la percepción de servicio por parte del cliente
La recepción activa es un momento fundamental en la percepción de servicio por parte del cliente

Las nuevas tecnologías, necesidades y tendencias de los usuarios han provocado que los talleres hayan evolucionado no solo en lo que se refiere al trabajo en los vehículos, sino en la gestión de la empresa y la relación con los clientes.

Así, a las puertas de lo que parece ser el comienzo de la ‘Cuarta Revolución Industrial’, los centros de reparación deben tener presentes una serie de aspectos para hacer sus negocios más rentables, tal y como indica CSS en un post en su blog.

En primer lugar, la formación es uno de los puntos fundamentales de cualquier profesional que se precie, apunta el artículo, si quiere evolucionar dentro del sector y no quedarse atrás ante las demandas de los usuarios y las necesidades que plantean los nuevos automóviles. Esto permite que el equipo humano del taller sea eficiente y, por tanto, rentable.

Asimismo, la imagen es otro de los elementos básicos, ya que obliga a tener en cuenta diferentes aspectos que conforman la percepción de marca, la cual ayuda a atraer nuevos clientes y fidelizar los actuales.

Para ello, se deben tener unas instalaciones modernas, con maquinaria y herramientas actualizadas que reflejen una imagen de profesionalidad y de estar al día en las tecnologías que requieren los usuarios.

Estos elementos se convierten en una referencia básica para los clientes, eje central del trabajo de un establecimiento, para los que se busca una óptima satisfacción, fidelización y que estén convencidos de que su taller es la mejor opción.

Esto se erige como elemento diferenciador de la competencia, ya que, como señala el artículo, el taller de reparación debe mimar por encima de todo a los consumidores para asegurarse su presente y futuro en un mercado tan competitivo.

CSS no olvida la presencia en internet, un escaparte para los que buscan información a través de la red antes de llevar su coche a reparar.

Así, una página web puede ofrecer credibilidad y redunda en la percepción de marca antes mencionada. Además, las redes sociales refuerzan dicha imagen y permiten tener un contacto más cerca con los usuarios.

La compañía también menciona la recepción activa del vehículo como un momento fundamental en la percepción de servicio por parte del usuario, siendo una oportunidad para las empresas de reparación de incrementar su rentabilidad asesorando y explicando qué operaciones se van a llevar a cabo en el vehículo.

Por otro lado, el post recuerda la importancia de contar con las mejores herramientas tecnológicas que facilitan la gestión diaria, midiendo y monitorizando las distintas áreas, lo cual aumenta la productividad y rentabilidad.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña