Reparación | La UE y Japón reducen aranceles en la importación de piezas y componentes

El sector del automóvil se siente perjudicado y cree ser una moneda de cambio por ambas partes.

La UE y Japón reducen aranceles en la importación de piezas y componentes
Las transacciones de estos elementos superan el 20% del contenido de los coches japoneses

El pasado fin de semana la Unión Europea y Japón llegaron a un acuerdo de libre comercio mediante el que la importación de piezas y componentes quedará liberada de la tasa del 3%, según publica El Mundo.

Este dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta que las transacciones comerciales de estos elementos podían llegar a ser un porcentaje superior al 20% del contenido de los coches japoneses fabricados en Europa.

A estos acuerdos se añade la eliminación de los aranceles del 10% sobre el valor del coche con los que la UE ha cargado hasta ahora los automóviles nipones importados.

Con todo ello, ambas partes pretenden crear el área económica más grande del mundo, con la que las marcas japonesas ganarán en competitividad. Así, el sector automovilístico se ha sentido perjudicado ya que siente haber sido utilizado como moneda de cambio por ambas partes con el fin de alcanzar acuerdos en otras áreas, como la agrícola y farmacéutica.

El año pasado la UE exportó a Japón en 279.000 vehículos por un valor de 7.300 millones de euros y desde Europa salieron al país asiático 575.000 unidades, lo que representa una facturación de 9.000 millones de euros.

No obstante, los productores europeos aseguran que continúa habiendo barreras no arancelarias que penalizan la venta de sus modelos. Y, por su parte, los japoneses argumentan que los fabricantes europeos, sobre todo los generalistas, no realizan una inversión suficiente para abrir el mercado.

Esto se podría basar, tal y como se señala en el citado medio, en el alto coste que supone abrir nuevas redes de concesionarios y en que las marcas niponas tienen cautivo el 35% del mercado con los microcoches denominados kei cars que sólo producen ellos. Por tanto, las posibilidades de las firmas europeas de competir en ese mercado se reducen al 65% del total. Por ello, aunque se envíen el doble de vehículos, los japoneses facturan el 20% más.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña