Chapa y pintura | El parte amistoso en siniestros cumple 25 años

Vehículo siniestrado Vehículo siniestrado
Vehículo siniestrado

Un cuarto de siglo resolviendo de forma amistosa los siniestros. En 1988, se introdujo el sistema CIDE, es decir, los convenios de indemnización directa. Esto supuso un cambio muy notable en la gestión de los siniestros, al establecer que cada asegurado tenga contacto solamente con su propia entidad aseguradora y que la indemnización la realice también ésta, lo que mejora los plazos de cobro, recuerda la unión española de aseguradoras Unespa.

Además, con ello, se trasladó la responsabilidad de la peritación de los daños del vehículo del perjudicado del siniestro a su propia aseguradora, lo que permite valorar los daños con inmediatez.

Antes de la creación de estos convenios, los conductores debían comunicar a su compañía el parte de siniestro y, hasta que esa información no llegaba a las dos aseguradoras, no podía empezar la tramitación. Antes de reparar, además, había que determinar qué conductor había tenido culpa en el accidente, para que su compañía peritase los daños y autorizase la reparación de los vehículos afectados. Todo esto hacía demorar la reparación dos o tres meses después del siniestro.

Posteriormente, el sistema ha introducido mejoras, como el sistema Cicos, que empezó en 1994, y que consiste en la gestión automatizada de los expedientes. En 2012, se resolvieron de este modo casi 1,6 millones de siniestros.

España registra anualmente alrededor de 1,8 millones de accidentes leves con daños materiales.
 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña