Chapa y pintura | CertifiedFirst declara la guerra al despilfarro en el taller de carrocería

CertifiedFirst declara la guerra al despilfarro en el taller de carrocería CertifiedFirst declara la guerra al despilfarro en el taller de carrocería
CertifiedFirst declara la guerra al despilfarro en el taller de carrocería

¿Qué se puede entender como despilfarro en un taller de chapa y pintura? El principal, por su negativa incidencia en la rentabilidad, una estancia demasiado prolongada de los vehículos durante el proceso de reparación. Acortar esos tiempos y eliminar todo tipo de derroches innecesarios se antojan indispensables en los negocios de reparación de carrocería. Este mensaje fue el más repetido a los talleres Certified First, la red promovida por el Grupo PPG, que celebró en Castelldefels (Barcelona) su congreso los días 20 y 21 de octubre.

Los responsables de Certified First transmitieron al centenar de talleres presentes numerosos consejos para asegurar su viabilidad en el futuro. Por ejemplo, centrarse en actividades de valor (aquellas por las que los clientes están dispuestos a pagar), utilizar procesos ordenados y estandarizados y conseguir que todos los empleados del taller se impliquen en esa tarea, con un trabajo en equipo donde también resalte el compromiso y liderazgo de los propietarios de las empresas.

A los asistentes se les insistió que sus talleres son negocios de servicios, dirigidos a usuarios que no compran productos, sino soluciones a los problemas. La mejor manera de retenerlos es pensar todo el tiempo como clientes. Hay que dar más por menos (coincidiendo con el lema del congreso), lo que no significar reducir el precio, aseguró Juan Navarro, director de Márketing del Grupo PPG.

Navarro indicó que el esfuerzo de Certified First se concentra en reforzar la posición en el mercado de los talleres de la red, ayudándoles con nuestras alianzas estratégicas, experiencia en el sector y planes superiores de desarrollo empresarial. En su intervención, animó a los talleres a adaptarse un mercado que evoluciona -los años 50 no volverán-, en el que los usuarios finales valoran sobre todo cómo son tratados, mientras que las compañías de seguro reclaman rapidez en las reparaciones y el cumplimiento de los plazos de entrega acordados.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña