Neumáticos | El aumento de socavones en la carretera duplica el riesgo de reventón de neumáticos

Bultos extraños y desgastes irregulares son síntomas del colapso de la estructura interna por choque contra un bache.

Los impactos de los neumáticos con los socavones dañan el núcleo de la cubierta
Los impactos de los neumáticos con los socavones dañan el núcleo de la cubierta

Las lluvias caídas en los últimos días sobre la red viaria española ha elevado el número de socavones peligrosos para los neumáticos en más del 165%, según indica Grupo Andrés.

Así, la firma de talleres especializados en ruedas señala que se ha duplicado el riesgo de reventón en 22 millones de turismos, teniendo en cuenta que ya se ha registrado un crecimiento de más del 17% en problemas de este tipo.

La compañía explica que los bultos extraños en el flanco de los neumáticos y desgastes irregulares de la banda de rodadura son síntomas evidentes del colapso de su estructura interna, producido por el choque contra cualquier bache imprevisto.

Además, los especialistas de Grupo Andrés recuerdan que dichos daños son responsables de los reventones, con un riesgo creciente a medida que se aumenta el ritmo de marcha. Tales daños en las cubiertas están detrás de muchos accidentes inexplicables en vías rápidas, producidos días o meses después del impacto contra el bache.

Asimismo, estos problemas, recuerdan los expertos, pueden extenderse hasta la llanta, comprometiendo gravemente la estanqueidad del conjunto.

Ante el aumento de ruedas deterioradas por choques contra estos agujeros en el asfalto, el director general de Grupo Andrés, Eduardo Salazar, recomienda “valorar primero los daños en la cubierta de la mano de los especialistas de un taller. Si el veredicto es negativo debe procederse a la sustitución de los dos neumáticos del mismo eje”.

Ante tales circunstancias, la enseña presenta siete recomendaciones con el fin de evitar o disminuir estos problemas en las cubiertas, los cuales pueden derivar en los mencionados reventones en un corto espacio de tiempo.

Así, la red de establecimientos apunta que se debe frenar al máximo cuando descubra uno de estos baches en la trayectoria para reducir, en lo posible, el impacto de cualquier rueda. También es aconsejable revisar la rueda golpeada nada más producirse el incidente y buscar las huellas del impacto en la banda de rodadura, los flancos de la cubierta y la llanta.

En el caso de observar visualmente algún deterioro, la compañía recomienda consultar con el servicio de ruedas de confianza del usuario. Asimismo, subraya que se debe desconfiar si hay algún traqueteo en el volante o si está ligeramente girado hacia algún lado cuando el coche va en línea recta.

Cuando haya daños graves que impliquen la sustitución de un neumático, la marca aconseja cambiar las dos ruedas del mismo eje. Y si el golpe es muy violento, tendrá que sustituir también la llanta, ya que puede perder su estanqueidad, con pérdidas peligrosas de presión de inflado.

En situaciones extremas, cuando el bache genera un accidente de inmediato, se debe reclamar a la Administración responsable de la vía.

Por otro lado, ante la proximidad de los desplazamientos previstos para Semana Santa, Grupo Andrés recomienda una revisión minuciosa de las cubiertas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña