Electromecánica | Las bujías del futuro, pros y contras

Jesús Casanova Kindelán, de Asepa, analiza los últimos avances que se están desarrollando en este tipo de componentes.

Bujía de plasma Bujía de plasma
Bujía de plasma

Bujías de plasma, láser o sónicas. Estos son algunos conceptos que están surgiendo en torno a estos componentes y que apuntan como las soluciones que se podrán encontrar en el futuro en los vehículos. Pero, ¿cómo funcionan?, ¿qué beneficios y desventajas representan?

Jesús Casanova Kindelán, presidente de la Comisión Técnica de Asepa ‘Motores, Combustibles y Lubricantes’, ha analizado algunos de estos avances para los motores del futuro en un artículo publicado por la asociación.

En este sentido, señala que las mejoras de las bujías de encendido en los últimos años han facilitado un progresivo avance en la reducción de consumo, emisiones y aumento de durabilidad y fiabilidad de los motores. Lo que se desarrolla actualmente en distintos centros de investigación para seguir mejorando son las bujías de plasma, las láser y las sónicas.

En cuanto a las de plasma, llevan varios años en desarrollo y se emplean ya en turbinas de gas. Aumentan significativamente la tensión entre los electrodos y obtienen chispas con aportación de energía a una zona de mezcla de mayor tamaño que las convencionales. También son más intensas (> 500 A), lo que conlleva una mayor aportación de energía de activación.

Esto permite encender mezclas más pobres y asegura un comienzo de la combustión más uniforme, al reducir dispersiones cíclicas. Tanto las bujías láser como las bujías sónicas van en la misma dirección, para aumentar la energía aportada a la mezcla para su encendido, así como extender a buena parte de la cámara de combustión el aporte energético.

Según explica Kindelán, en el caso de las bujías láser esto se persigue mediante una fuente de alta energía distribuida a los cilindros por medio de fibras ópticas; y en el caso de las sónicas, se hace mediante la generación de pequeñas ondas de choque que activarían la reacción de combustión mediante potentes generadores de ultrasonidos.

¿Qué desventajas representan estos avances? Kindelán apunta, sobre todo, a la elevada energía que necesitan todos estos sistemas, que es varias veces mayor que la de los sistemas de encendido convencionales.

Asimismo, explica que habrá que ver si el aumento del consumo energético del sistema de encendido compensa la mejora en el rendimiento del motor y si su mayor precio es compatible con la competencia en el mercado.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña