Electromecánica | R1234yf, todo lo que necesitas saber sobre este refrigerante

Michael Ingvardsen, director de Formación Técnica de Nissens Automotive, aclara las dudas sobre su utilización en sistemas de climatización.

Máquina de carga de aire acondicionado con refrigerante R1234yf
Máquina de carga de aire acondicionado con refrigerante R1234yf

Desde el pasado 1 de enero de 2018, es obligatorio que todos los fabricantes de vehículos empleen el refrigerante R1234yf en los productos de climatización. Este cambio del anterior gas utilizado, el R134a, suscita algunas dudas que aclara Michael Ingvardsen, director de Formación Técnica de Nissens Automotive.

El experto del fabricante danés de sistemas de climatización afirma que se pueden utilizar productos que no estén expresamente diseñados para utilizar el gas R1234yf. “Aunque el R1234yf funciona con una presión un poco más alta, se pueden usar los componentes existentes sin problema. Sólo tiene que asegurarse que el aceite y el refrigerante sean compatibles. En particular, es necesario utilizar aceite Double End Capped PAG especial en los compresores R1234yf”.

Otro requisito a tener muy en cuenta en el cambio de R134a a R1234yf es que al ser este último inflamable, el sistema eléctrico del aire acondicionado del vehículo debe contar con una aprobación diferente de la UE. En este caso, no se puede utilizar el mismo equipo que con el R134a. Además, no se debe mezclar R134a y R1234yf y el nuevo gas debe guardarse como se indica en los reglamentos aplicables a los gases inflamables.

Como norma a seguir siempre, no se debe utilizar el R1234yf en productos en los que no esté aprobado. “No se puede cambiar el aceite y añadir el nuevo refrigerante a ningún producto Nissens con el que no se haya aprobado su uso”. Por tanto, si se necesita llenar un compresor nuevo con este gas deberá asegurarse que el aceite que contiene sea compatible con el refrigerante. Esto se puede comprobar en las etiquetas de los productos.

Michael Ingvardsen recuerda que el R1234yf empezó a utilizarse en 2013, pero todavía no había terminado la producción, por lo que no se disponía de suficiente gas para llenar todos los vehículos al mismo tiempo. Cuando se lanza un refrigerante nuevo, también se necesitan las herramientas y los sistemas para manipularlo. Además, los gases nuevos tienen que probarse en condiciones reales durante tres años para que se aprueben en Europa. Como R1234yf se aprobó en 2008, los proveedores de equipos de A/A primero tuvieron que desarrollar las herramientas para utilizar el refrigerante, porque al ser inflamable necesitaban máquinas nuevas con etiquetado diferente.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña