Vehículo industrial | Cómo rescatar y remolcar camiones siniestrados al taller

Maniobra de rescate de un camión siniestrado Maniobra de rescate de un camión siniestrado
Maniobra de rescate de un camión siniestrado

Remolcar un camión hasta el taller donde debe ser reparado es una operación delicada. Requiere herramientas, protocolos y procedimientos que permitan que todo salga correctamente y no sufran daños ni el vehículo siniestrado ni la carga ni el remolcador, tal y como explica Cesvimap (ver artículo).

Señalizar la zona correctamente para evitar problemas y asegurarse de disponer de equipos con fuerza suficiente para realizar el remolcado son importantes aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar esta operación.

Además, se deben elegir con cuidado las herramientas que se utilizarán: el remolcador o autogrúa (que puede ser de dos a cuatro ejes), la grúa autopropulsada (de dos, tres, cuatro, seis u ocho ejes) y las grúas autocargables o plumas (accesorios que se montan en camiones y que sirven para cargar y descargar mercancías).

Calcular o estimar el peso a elevar, sobre todo el centro de gravedad de la carga, para evitar que se desplace de forma descontrolada, es un paso crucial en el proceso de rescate, en el que se trabajará con el menor par de tracción posible.

Otro detalle a tener en cuenta cuando se remolquen vehículos con sistemas ASR/ESP/ABA es que puede que estos se frenen de forma descontrolada, por lo que habrá que desconectarlos. Si quieres conocer a fondo en qué consiste el proceso de rescate y remolcado de camiones siniestrados, no te pierdas el Manual del Taller de Vehículo Industrial 2014 de InfoCap, de reciente aparición.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña