Reparación | Los talleres se topan con Hacienda en el impuesto de gases fluorados

Un operario trabajando en el sistema de aire acondicionado Un operario trabajando en el sistema de aire acondicionado
Un operario trabajando en el sistema de aire acondicionado

Con Hacienda nos hemos topado. Los talleres no han logrado convencer al ministerio de Hacienda para que recule con el impuesto de gases fluorados.

Finalmente, el BOE ha dado carpetazo a las aspiraciones del sector, totalmente en contra de este tributo, con la publicación de la ley 16/2013 de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras.

Bajo este largo, "verde" y eufemístico nombre, se esconde un impuesto que gravará, entre otros, el uso del gas HFC-134A, utilizado frecuentemente por los talleres en las cargas de aire acondicionado.

La patronal sectorial Conepa avanzará en próximos días el alcance real de esta medida impositiva e impuesta desde Bruselas. La entidad ya emitió en su día su posición respecto a este impuesto, que se resumía en tres puntos. El primero es el "profundo rechazo" por afectar a la economía del sector y fomentar la economía sumergida.

El segundo es la incoherencia con la ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados en la que se promueve la responsabilidad ampliada del productor del producto.

Y el tercero, la inexistencia de emisiones de gases fluorados debido a las nuevas tecnologías y al hecho de que la carga del aire acondicionado la lleven a cabo operarios cualificados. Por tanto, "uno de los objetivos del impuesto, que es la mejora ambiental, no se cumple y se convierte en una simple carga económica adicional".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña