Reparación | Del taller al desierto por una causa solidaria

El propietario de un establecimiento de Zumárraga participa en un raid cuyo objetivo es llevar ayuda humanitaria a zonas desfavorecidas de África.

Del taller al desierto por una causa solidaria Del taller al desierto por una causa solidaria
Del taller al desierto por una causa solidaria

Las acciones solidarias unidas al sector de la posventa de automoción no son una 'rara avis'. Sin embargo, algunas tienen un punto de aventura que las hacen destacar sobre otras.

Dani Martin, propietario Zuauto, taller de reparación de Zumárraga (Guipuzcoa) y adherido a la red Confortauto- participa, junto a Aitor Belardi, en la edición de 2016 del Raid Pandemomiun, un raid que tiene como finalidad llevar ayuda humanitaria a algunas de las zonas más desfavorecidas del continente africano.

"Le llaman el Dakar de los pobres por diversas razones", comentaba Dani a El Correo Vasco el día antes de su partida neutralizada con su Suzuki Samurai, desde Bilbao, rumbo a Marruecos, vía Tarifa y Tánger con el resto de participantes.

"Debemos llevar vehículos de serie con más de 25 años y transportar con nosotros un cargamento solidario. Más que una carrera, es una experiencia humana", relataba Dani Martín, para quien es su primera experiencia al volante durante un rally, aunque su vida ha estado estrechamente ligada al mundo del motor desde joven.

A los 17 años, ya era mecánico de carreras, acompañando al célebre piloto Aitor Zabaleta en campeonatos vascos, estatales y europeos. Pero ha sido ahora, a los 41 años, cuando se ha animado a coger el volante, en un terreno desconocido para él: el desierto. Lo hace movido por el espíritu del Raid Pandemonium que contará con 25 participantes en esta edición, que se moverán durante 6 días por el desierto marroquí.

"Realizaremos varios miles de kilómetros sin tocar ni una sola carretera y con los medios más básicos, regresando a la mecánica de toda la vida, ni siquiera de la época de nuestros abuelos, sino de nuestros tatarabuelos. El compañerismo será otro de los valores ineludibles en el camino: detenerse para ayudar a otro participante en apuros y estar las horas que hagan falta reparando su avería forma parte de la filosofía de esta prueba, donde no se prima el llegar primero, sino meterse dentro de unos tiempos", explicaba Martín, que se ha fijado como única meta volver a casa con el Suzuki con el que participa, un vehículo de 26 años, que iba camino de la chatarra cuando lo adquirió.

Tras haberle realizado la restauración mecánica necesaria, incluirle un snorkel para que el motor no se rompa, añadirle una baca y quitar los asientos traseros para transportar el máximo material solidario posible, alumnos del colegio Domingo Agirre de la localidad guipuzcoana, cuyo centro ha colaborado en el cargamento de ayuda que Dani y Aitor llevan a Marruecos, recogiendo ropa, calzado y material escolar, despidieron a los dos aventureros antes de su partida.

Todo el material recopilado, según cuenta el citado medio, ha sido milimétricamente colocado en el vehículo, llegando a envasar al vacío la ropa para que entrara la mayor cantidad posible. La familia ha sido otro sostén fundamental para que ambos pudieran llevar a cabo este proyecto, en el que han contado a su vez, con la ayuda de varios negocios de la zona.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña