Reparación | El sector de la automoción propone 20 medidas para aumentar la competitividad

Es la base de la hoja de ruta presentada recientemente por Sernauto y Anfac en la Generalitat Valenciana.

Reunión en Valencia de la presentación de la Agenda Sectorial de la Industria de la Automoción
Reunión en Valencia de la presentación de la Agenda Sectorial de la Industria de la Automoción

Sernauto y Anfac han presentado recientemente la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción en la Generalitat Valenciana, que ha sido elaborada por estas dos entidades junto a la consultora KPMG, según han informado las patronales en un comunicado.

Dicha Agenda Sectorial incluye una hoja de ruta con propuestas específicas para potenciar la industria de automoción. En este sentido, se proponen '20 medidas para 2020', dirigidas a encauzar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad.

De acuerdo con el documento, estas medidas están contempladas dentro de 7 líneas de acción prioritarias para esta industria: productividad y flexibilidad; logística; fiscalidad y financiación; I+D+i; capital humano; internacionalización y regulación.

Según sus autores, la consecución de las medidas y objetivos establecidos tendría un impacto real y cuantificable sobre la economía española. Se estima que la actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y de componentes de automoción provocaría un efecto impulsor y de arrastre en todo el tejido económico, pudiendo obtener más de un 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 empleos directos e indirectos.

El conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la comunidad, Rafael Climent, ha agradecido "el esfuerzo que está haciendo el sector de la automoción para mejorar la competitividad, a través de esta Agenda Sectorial, que vamos también a hacer nuestra, ya que es un sector que en la Comunitat Valenciana cuenta, además de la Ford, con más de un centenar de empresas que generan miles de puestos de trabajo de calidad, y que realizan una notable aportación al PIB y al balance exportador de nuestro territorio".

Por su parte, José Portilla, director general de Sernauto, ha destacado el papel que juega la industria española de componentes para automoción que factura más de 34.000 millones de euros en nuestro país y genera más de 343.500 empleos directos e indirectos.

Arancha Mur, directora del Área Económica y Logística de Anfac, ha subrayado que "tenemos una industria de la automoción de la que muy pocos países pueden presumir: somos el segundo fabricante europeo de vehículos y el octavo mundial. Pero estamos en un tiempo de cambios en el modelo de movilidad y todos juntos, las diferentes administraciones, los agentes sociales y la industria, hemos de remar en la misma dirección para gestionar y manejar de forma inteligente esta transformación para que sea rentable y mantener la fabricación y el empleo. Esta transición tiene que estar liderada por adecuadas políticas, y la Agenda Sectorial de Automoción es una buena guía de lo que esta industria necesita. La Comunidad Valenciana es un referente para el sector del automóvil por su contribución a la relevancia mundial en la fabricación de vehículos".

La industria de automoción en la Comunitat Valenciana representa el 15% de su PIB regional. El sector cuenta con una planta de producción de vehículos y más de 130 empresas proveedoras caracterizadas por la multilocalización, y reparte empleo directo a más de 25.000 personas.

Por otro lado, la radiografía que han hecho estas entidades sobre la industria española de la automoción revela que la asignación de nuevos modelos junto con la recuperación del mercado ha provocado un impulso de la facturación de fabricantes de vehículos estimada en 53.700 millones de euros en 2016. Asimismo, el dinamismo competitivo de las empresas del sector español de fabricantes de componentes ha hecho que la facturación del sector se sitúe en 2016 en la cifra récord de los 34.000 millones de euros.

La automoción ha vivido una de las mejores recuperaciones en el empleo de toda la industria española. Este éxito es fruto de la visión de conjunto que ha hecho posible crear más de 38.000 puestos directos de trabajo durante la crisis por parte de fabricantes de vehículos y fabricantes de componentes, fruto de mantener la flexibilidad y productividad sin mermar el coste laboral.

Asimismo, también ha sido determinante la decisión estratégica de adelantarse a los tiempos e invertir en áreas clave para la competitividad como son la innovación y la digitalización hacia la industria 4.0.

En 2016 se produjeron en España más de 2,8 millones de vehículos con un crecimiento del 5,6%, prácticamente el doble que la media europea (del 3%). Esta industria ha presentado una recuperación más acelerada que la del resto de productores europeos gracias al aumento de la eficiencia en las plantas, la intensificación de la productividad y a las exportaciones.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña