Reparación | El renting de un coche híbrido supone sólo el 2% más que uno convencional

El alquiler a largo plazo de un vehículo híbrido supone para una empresa una inversión media de 500 euros mensuales, durante los casi cuatro años (44 meses) que viene a durar un contrato de renting; tan sólo el 2% más que un coche de combustión convencional. Asimismo, el coste de mantenimiento de estos vehículos resulta similar al de uno de gasolina.

Estos son los datos que muestra el estudio realizado por la compañía especializada en renting Arval, donde se apunta que esta escasa variación en el coste de adquisición de un híbrido bajo la fórmula de renting se debe a que la diferencia de precio es compensada por las ayudas, de entre 1.800 y 2.000 euros anuales (unos 50 euros mensuales), que aporta el Plan Estratégico del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE).

Por otro lado, el informe señala que el coste medio del paso rutinario por el taller de un vehículo híbrido resulta muy similar al de cualquier automóvil con motor de gasolina, ya que a excepción de las baterías, ambos modelos presentan elementos comunes, tales como inyectores de combustible, bombas de agua, pastillas de frenos o amortiguadores, entre otros, por lo que comparten las mismas piezas de repuesto y pueden tratarse en talleres convencionales sin necesidad de recurrir a centros especializados.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña