Reparación | Un taller y un recambista, acusados de estafar unos 700.000 € a una constructora

Supuestamente, manipulaban las facturas de la compra de repuestos para su flota de automóviles, más de 100.

Un taller y un recambista, acusados de estafar unos 700.000 € a una constructora Un taller y un recambista, acusados de estafar unos 700.000 € a una constructora
Un taller y un recambista, acusados de estafar unos 700.000 € a una constructora

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha detenido a cinco personas, de entre 32 y 57 años, y vecinos de Lorca y Totana, a los que se les atribuye la presunta autoría de dos delitos de estafa y falsificación de documento público.

Los arrestados en la denominada operación 'Kartosa' estarían implicados en una estafa a una empresa de Totana, cuyo valor rondaría los 700.000 euros.

La investigación se inició cuando una constructora denunció la supuesta estafa de la que estaba siendo víctima. Al parecer, los responsables de la empresa habían observado ciertas anomalías en la compra de repuestos para su flota de automóviles -unos 120 vehículos-.

En algunos casos aparecían piezas cuyas referencias o denominaciones estaban alteradas y, en otros, piezas que nunca fueron servidas e incluso productos inexistentes, según la Benemérita.

Con esta primera información, la Guardia Civil descubrió que los pedidos se realizaban desde el taller de la propia constructora a otra empresa, con sede en Totana, donde supuestamente se adquirían los repuestos.

El estudio de la documentación relativa a estas transacciones comerciales determinó que, desde 2006, el responsable del taller de la empresa perjudicada mantenía, con un establecimiento de recambios, un vínculo comercial y que las facturas cargadas a la constructora o bien no coincidían con el producto servido, o nunca fueron entregados e incluso aparecían relacionadas piezas que no se correspondían con el vehículo al que iban destinadas.

Ante las evidencias de que se trataba de una práctica delictiva continuada, la Benemérita identificó a las personas relacionadas con este entramado y logró averiguar que el responsable del taller y el administrador de la empresa de recambios se hallaban tras las presuntas estafas en las que ambas partes, se lucraban con la compra-venta de los consumibles.

La empresa denunciante aportó documentación relativa al peritaje de los vehículos reparados, lo que puso de manifiesto que, en algunos casos, nunca se llegaron a cambiar las piezas originales y en otros se facturaron fraudulentamente recambios de un alto coste económico.

De la investigación se desprende que estas transacciones eran ocultadas por los detenidos mediante la facturación irregular a través del incremento del precio de los suministros, que en algún caso rondaría el 60%, o la expedición de facturas de productos que nunca fueron vendidos.

Estas operaciones irregulares llevaron a la empresa perjudicada a cambiar parte de su flota de vehículos, al determinar que no resultaban rentables a la vista de los gastos de mantenimiento, lo que supuso una inversión económica, a priori, innecesaria.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña