Reparación | Cuáles son los puntos básicos de una correcta revisión

Los profesionales de la red de talleres Serca subrayan la importancia de tener en cuenta el denominado triángulo de la seguridad.

Un oportuno mantenimiento maximiza el rendimiento del automóvil Un oportuno mantenimiento maximiza el rendimiento del automóvil
Un oportuno mantenimiento maximiza el rendimiento del automóvil

La puesta a punto del vehículo ante la llegada del otoño es importante. Por eso, Serca publica un post en el que recuerda que los usuarios deben llevar sus coches a sus talleres de confianza para realizar una revisión y el oportuno mantenimiento.

Con ello, se maximiza el rendimiento del automóvil y se realiza una inversión que puede evitar consecuencias que fuercen la maquinaria del vehículo, ya que reparando o sustituyendo las piezas necesarias se optimiza la potencia, el consumo y el correcto funcionamiento del coche.

Así, desde la red de talleres recomiendan pasar por dichos establecimientos cada dos años o 40.000 kilómetros, lo que ocurra primero.

Pero, ¿cuáles son los elementos que se deben tener en cuenta en dichos mantenimientos? En primer lugar, el artículo indica el denominado triángulo de la seguridad: neumáticos, amortiguadores y frenos. Todos ellos son fundamentales para el correcto agarre a la carretera.

En el caso de los neumáticos, deben resistir las transferencias de carga en aceleración y frenada, y garantizar las máximas prestaciones posibles. Por su lado, los amortiguadores son elementos que, a veces, no son tenidos en cuenta, ya que el post señala que la mitad de los coches en carretera lleva los amortiguadores desgastados, lo que dificulta la conducción y supone un riesgo para la seguridad.

Por lo que se refiere a los frenos, si se nota cierto temblor, un fuerte ruido, si el vehículo se inclina hacia un lado cuando se frena, si el pedal de freno está blando o si cuesta bajarlo son señales inequívocas de que es necesaria una revisión.

Por otro lado, durante los procesos de mantenimiento deben mirarse los niveles de líquido, entre ellos el de aceite, aunque siempre con el motor en frío, fijándose en que no alcance el nivel máximo, como en el caso del líquido de refrigeración.

Finalmente, el post afirma que la iluminación es básica por lo que tiene que comprobarse el alineado de los faros y que todas las luces (freno, posición, cruce, largas, antiniebla e intermitentes) funcionan correctamente. Además, se debe recordar a los usuarios la obligatoriedad de contar con un juego de repuesto.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña