Reparación | Cuáles son los pros y los contras del coche conectado

Para 2020 se espera que la producción de este tipo de vehículos supere los 60 millones de unidades.

Entre los pros destaca el uso de los sistemas ADAs que reducen el número de accidentes. Entre los pros destaca el uso de los sistemas ADAs que reducen el número de accidentes.
Entre los pros destaca el uso de los sistemas ADAs que reducen el número de accidentes.

Poco a poco el coche conectado se abre paso en el mercado con novedades y tecnologías que crean seguidores y detractores cada día. Según GT Motive, para 2020 se espera que la producción de este tipo de vehículos supere los 60 millones de unidades y que el 90% tenga internet.

En un artículo publicado por esta compañía de desarrollo de software de valoración y gestión de siniestros, se destacan las ventajas e inconvenientes de estos automóviles.

Entre los aspectos positivos se encuentra la utilización de los Sistemas de Asistencia a la Conducción Avanzados (ADAs) que permiten reducir el número de accidentes y su impacto al detectar un peligro, así como evitar posibles errores humanos.

Dicho sistema también ofrece el servicio del eCall que alerta al 112 en caso de accidente y, así, consigue acelerar la intervención de los servicios de emergencia. Dicho protocolo de funcionamiento será obligatorio en los coches fabricados a partir del 31 de marzo de 2018.

La auto-detección de averías o señal de mantenimiento es otra de las ventajas que permite que el propio coche informe del origen de un problema o que indique la necesidad de revisar algunas partes del vehículo para evitar posibles fallos.

En este apartado también destacan los sistemas de navegación inteligente o la búsqueda de las ruta más óptima (con información sobre atascos, puntos de recarga, carreteras cerradas, información del tiempo o accidentes), que permiten a los automóviles ser más eficientes y reducir el consumo de combustible.

Otro de los aspectos positivos es la conexión a los smartphones y aplicaciones que permiten escuchar música en streaming, tener llaves inteligentes, un sistema de climatización a distancia o que un amigo pueda acceder a nuestro coche con su móvil. Incluso se puede conectar el coche con nuestra casa para que se encienda la calefacción antes de que lleguemos.

Pero los inconvenientes también existen. Entre ellos, el más temido por los usuarios es el hackeo por el que se pueda controlar el sistema bloqueando el vehículo o robando credenciales e información.

En esta misma línea, los consumidores no ven con buenos ojos la invasión de su privacidad, ya que se pueden registrar datos sobre la conducción. Todo ello crea la necesidad de que se regulen legalmente estas nuevas situaciones acerca de la protección de datos.

Asimismo, las nuevas tecnologías implican un mayor precio de los coches y el consiguiente temor de los consumidores frente al coste que pueden suponer las averías o que los sistemas queden obsoletos.

Por último, el artículo de GT Motive recuerda que todo este tipo de funciones hace que los conductores puedan distraerse y que se generen posibles accidentes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña