Reparación | Los problemas mecánicos aumentaron el 16% en 2016

Son datos del Barómetro de Averías del Race. El fallo más habitual, en la batería.

Un mecánico arreglando una batería Un mecánico arreglando una batería
Un mecánico arreglando una batería

El número de fallos mecánicos durante 2016 aumentó el 16% respecto al año anterior. Según el Barómetro de Averías que el Race elabora periódicamente, los datos muestran una tendencia al alza de determinados fallos mecánicos.

Por tipo de averías, los problemas en la batería siguen siendo el principal quebradero de cabeza de los conductores, según los datos del RACE. En segundo lugar aparecen los fallos con los neumáticos y en tercero los accidentes de tráfico (cuyo aumento respecto a 2015 es significativo: el 23,4%). En total, el Real Automóvil Club de España sumó 1.217.000 asistencias durante el año pasado.

A pesar de que el aumento de expedientes es común a todo tipo de asistencias, hay algunas cuyo porcentaje de crecimiento ha sido casi exponencial de un año a otro. Entre ellas, destacan las relacionadas con la bomba y la inyección de coches diésel, que han experimentado un crecimiento porcentual del 47,2% y que ahora suponen el 6,4% del total. El motor de arranque (el 17,6% más y el 4.1% del total) completa el podio entre aquellas que superan las 10.000 asistencias.

Falta de mantenimiento

El RACE viene alertando en los últimos meses que la falta de mantenimiento es un problema que puede derivar en una avería mecánica, o en el peor de los casos, en un accidente de tráfico. Los fallos que afectaron al motor aumentaron el 14,6%, los del disco de embrague el 45,8% o la correa del alternador el 32% más, circunstancias que pueden suponer un perjuicio para el usuario, y que podrían ser detectables en las revisiones periódicas que marca el fabricante para un correcto funcionamiento del vehículo.

El posible perjuicio que supone esta falta de mantenimiento provoca gastos elevados de reparación, como señalan desde el RACE, tanto de la pieza rota como de otras afectadas. Pero puede ser peor si supone un incremento del riesgo, sobre todo con climatología adversa, si hablamos de mal estado de los neumáticos (con un aumento de los problemas del 12,1% más respecto al 2015), y un similar incremento en el porcentaje, del 12%, para las averías por mal funcionamiento de los discos de freno.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña