Reparación | Antes de poner un negocio, atención a las licencias y al tipo de suelo

El Juzgado de lo Penal de Avilés (Asturias) ha condenado a E.R.F. a un año de cárcel, al pago de una multa de 4.500 euros y a un año y medio de inhabilitación para cualquier actividad relacionada con la construcción, por instalar un almacén vinculado a un taller en suelo no urbanizable en el municipio asturiano de Tapia de Casariego.

Este individuo no sólo levantó una nave industrial en un suelo  en el que estaba prohibido construir, sino que además dicha instalación carecía de cualquier permiso, licencia o autorización.

El fallo acuerda además que el sujeto pague la demolición de la edificación y deje la parcela tal y como estaba originariamente.

El acusado fue denunciado en 2010 ante el ayuntamiento de Tapia de Casariego por haber instalado una nave con vocación de permanencia de doce metros de largo por seis y medio de ancho, destinada a almacén de un taller mecánico de automóviles.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña