Reparación | Cómo planificar la visita a una feria del sector de la posventa

Investigar sobre expositores y visitantes, y agendar visitas y actividades es básico para obtener ventajas del evento.

Finalizado el evento, debe hacerse una valoración para ver si se han conseguido los objetivos previstos
Posteriormente, debe hacerse una valoración para ver si se han conseguido los objetivos previstos

Las ferias del sector de la posventa aportan múltiples ventajas a los talleres de coches. Pero para sacar aún más rendimiento a estos eventos, es necesaria una buena planificación, seguir unas pautas para organizar las visitas a estas jornadas y estudiar, posteriormente, la información recopilada.

Por este motivo, GT Motive publica un artículo en su blog en el que indica que antes de acudir a una feria se debe planificar el tiempo teniendo en cuenta el tamaño y lugar de la misma. Así, deben fijarse unos objetivos, es decir, qué se pretende conseguir (descubrir nuevos productos, negociar contratos, establecer relaciones de negocio…).

Además, es importante investigar sobre el evento en la propia web oficial o en la de los expositores para conocer más detalles sobre los stands, visitantes, sectores de exposición, información estadística y programa de actividades, entre otros. Con ello, los profesionales pueden determinar si la feria será de ayuda para el taller.

Tampoco hay que pasar por alto la organización del viaje, ya que dependiendo de la ubicación de la feria, se deberán reservar billetes de avión o tren con antelación, así como el alojamiento.

Entre dos meses y quince días antes del comienzo de las jornadas, hay que solicitar las entradas para evitar colas en taquilla o beneficiarse de entradas gratuitas o con descuento si se piden con anterioridad. En ocasiones, los propios expositores envían invitaciones al taller o este las puede solicitar a alguno de sus proveedores presentes en la feria.

Además, hay que hacer un listado con los expositores que se quieren visitar y con cuáles interesa concertar una reunión para resolver algún asunto más concreto, priorizando por orden de interés.

Asimismo, para los visitantes será útil, realizar una ficha de los expositores que visitarán. En ella se puede detallar el nombre, la ubicación del stand, la persona de contacto y la hora de la reunión, así como una guía con cuestiones que se necesitan resolver sobre un producto o servicio (precio, modalidades de pago, características, soporte técnico, formación…).

En el caso de estar interesados en alguna actividad especial del evento, el profesional debe inscribirse en ella con antelación, aunque, a veces, se añaden a última hora nuevas actividades.

Teniendo en cuenta todo ello, hay que agendar todas las reuniones y actividades a las que se asistirá, estableciendo un determinado tiempo para cada una. No obstante, desde GT Motive aconsejan dejar un tiempo libre por si, durante la feria, surgieran nuevas propuestas de interés.

Durante la feria, las visitas deben organizarse por orden prioridad, se deben realizar contactos de interés, recoger tarjetas de visita y folletos, y tomar notas sobre futuras acciones, hallazgos de importancia o expositores a los que el taller quiere contactar en cuanto termine la feria.

Finalizado el evento, es imprescindible hacer una valoración del mismo para confirmar si se han conseguido los objetivos previstos y analizar los pedidos efectuados, contactos generados, nuevos productos e ideas que pueden implementarse para la mejora e innovación en el taller.

No hay que olvidar organizar el material recogido: clasificar los contactos por relevancia, estudiar qué se va a hacer con toda la información recabada y verificar que se recibe la información solicitada durante el evento.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña