Reparación | ¿Quién paga en un accidente con un coche de sustitución del taller?

Ganvam responde a la duda sobre quién se hace cargo de la reparación de un coche de cortesía en caso de siniestro.

¿Quién paga la reparación de un coche de sustitución? ¿Quién paga la reparación de un coche de sustitución?
¿Quién paga la reparación de un coche de sustitución?

¿Quién paga ante un accidente con un coche de sustitución? ¿Se hará cargo de la reparación el taller o el cliente que lo conducía? Se trata de preguntas que pueden surgir en la mente de los profesionales de la reparación cuando prestan un vehículo de cortesía y que la patronal Ganvam trata de solucionar.

En este sentido, lo primero que aclara es que prestar un coche de sustitución no es obligatorio para un taller. También, que esos préstamos tienen una duración equivalente al tiempo que transcurrirá hasta la entrega del coche reparado y están sujetos a una serie de cláusulas.

De este modo, en el momento en el que se entrega el vehículo de cortesía se firma un contrato que recoge los derechos y obligaciones entre las dos partes, el uso que se dará al coche y el estado en el que se debe entregar.

Respecto al seguro, estos vehículos suelen contar con una póliza a todo riesgo. Si la cobertura fuera inferior, el usuario debe hacer frente a los gastos, ya sea por mal uso o accidente. Por eso conviene informar al cliente de manera exhaustiva y acreditar que ha recibido la información relativa a las coberturas y exclusiones del seguro.

¿Y si llega una multa al taller después de que un usuario haya utilizado el vehículo y cometido alguna infracción? De nuevo es el cliente quien debe hacerse cargo de hacer frente al pago de la sanción.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña