Reparación | Más de 5 millones de coches, al taller tras otra muerte por los airbags Takata

Aunque no se han identificado los modelos, Ford revisará casi 400.000 unidades del Ranger en Estados Unidos.

Nueva llamada a revisión airbags Takata Nueva llamada a revisión airbags Takata
Nueva llamada a revisión airbags Takata

El problema de los airbags de la empresa japonesa Takata parece no tener fin. El fabricante nipón ha anunciado una nueva llamada a revisión de otros 5,1 millones de coches por el problema en sus airbags.

El requerimiento para que los coches pasen por el taller se produce justo después de que se haya sabido que un conductor murió en diciembre por las heridas provocadas por el estallido de una bolsa de aire en mal estado.

Al parecer, el automovilista chocó contra una vaca mientras circulaba por una carretera de Carolina del Norte y sufrió lesiones mortales por culpa del impacto de piezas metálicas del inflador del airbag.

Aunque ni Takata ni la Administración Nacional para la Seguridad de la Carretera (NHTSA) de Estados Unidos han identificado los modelos afectados, Ford ha sido el primer fabricante en actuar al pedir a 391.394 propietarios del modelo Ranger que acudan a los servicios oficiales de la marca para una revisión del sistema de inflado de sus airbags. En este sentido, el fabricante ha anunciado que reemplazará el inflador del airbag del conductor de forma gratuita.

Del total de Ford Ranger afectados, 361.692 unidades están localizadas en Estados Unidos y los 29.334 restantes en Canadá ya que, según la NHTSA, la llamada a revisión sólo afecta a unidades producidas en Norteamérica.

De los 5,1 millones de airbag llamados a revisión por Takata, 1,2 millones se refiere a los instalados en el lado del conductor y producidos a partir del 1 de enero de 2002. Estos airbag defectuosos pueden estar montados en modelos de hasta 2014 de Audi, Ford, Mazda, Sprinter y Volkswagen.

Los otros 3,9 millones de airbag defectuosos fueron producidos a partir del 1 de enero de 2003 y fueron instalados en modelos de hasta 2014 de las marcas Audi, BMW, Honda, Mercedes-Benz, Saab, Toyota y Volkswagen.

Por su parte, Takata ha asegurado que "trabajará con los fabricantes para identificar en que vehículos se instalaron los infladores afectados".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña