Reparación | En 2020 habrá 61 millones de coches conectados

Las actividades vinculadas con la automoción serán el negocio principal en unos años, según los expertos.

Cada año habrá el 5% más de funciones de procesamiento en los vehículos. Cada año habrá el 5% más de funciones de procesamiento en los vehículos.
Cada año habrá el 5% más de funciones de procesamiento en los vehículos.

El Salón de París es testigo estos días de los cambios que experimentará el sector del automóvil en los próximos años gracias a la conectividad. Algunos hablan de revolución, otros, como Johann Jungwirth, del grupo Volkswagen, afirman que “estamos viviendo un momento histórico; el software será para el coche lo que fue el motor durante los últimos cien años”.

Las compañías ya están dando los primeros pasos en esta dirección. Según la consultora Gartner, “la producción de coches conectados está creciendo de forma rápida”.

Dicha empresa asegura que los coches conectados llegarán este año a los 12,4 millones de unidades y, en 2020, alcanzarán los 61 millones, es decir, que se multiplicarán por seis. Además, la conectividad se intensificará y cada año habrá el 5% más de funciones de procesamiento en los vehículos.

Algunos ejemplos que ilustran esta nueva realidad, según publica La Vanguardia, son Mitsubishi, con sistemas para localizar los puestos de recarga eléctrica cercanos; Lexus, con proyecciones de hologramas 3D y cámaras de vídeo en lugar de retrovisores, y BMW, que ha convertido el móvil en un mando a distancia del coche con el que se puede programar la hora de encendido del aire acondicionado.

Abonando todo es campo de cultivo de nuevas tecnologías, hay que añadir que, la consultora Olivier Wyman, en el mencionado artículo, indica que cada semana en el mundo nace una start-up vinculada con el sector del automóvil.

Así, el estudio afirma que “se crearán compañías y modelos de negocios que darán lugar a la nueva era de la movilidad urbana. La industria del automóvil desplazará su enfoque desde la propiedad individual para convertirse en un centro de servicios”.

Vender el coche no será el negocio principal, subraya el estudio. Sin embargo, se desarrollarán más las actividades vinculadas con la automoción: seguros, alquileres de flotas, coches compartidos, carga de vehículos eléctricos, servicios de movilidad y posventa.

Incluso Olivier Wyman apunta que en diez años más de la mitad de los ingresos de los fabricantes de automóviles procederá de estas áreas. Por ello, compañías como Volkswagen ya comienzan a crear marcas que se dedicarán a estas ramas de negocio.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña