Reparación | Dos mecánicos y un jefe de taller podrían ir a la cárcel por tráfico de drogas

Se enfrentan a siete años de prisión y multas de 2.000 euros, con tres meses de cárcel en caso de impago.

El dueño del taller afirma que la droga era para consumo propio. El dueño del taller afirma que la droga era para consumo propio.
El dueño del taller afirma que la droga era para consumo propio.

Hace unos días comenzó en la Audiencia Provincial de Córdoba el juicio contra los dos mecánicos y el jefe de un taller de la capital de la provincia por tráfico de drogas. Durante la vista, los acusados, que se enfrentan a siete años de prisión y multas de 2.000 euros, con tres meses de prisión en caso de impago, negaron los hechos.

Los tres hombres aseguraron que la droga incautada por los agentes en las oficinas del propietario del establecimiento era “para consumo propio” y no para la venta.

Dos de los acusados afirmaron ante el tribunal de la Sección Tercera que “ellos no entraban en la oficina del taller, ya que tenía la puerta cerrada bajo llave siempre y sólo entraba el jefe, que es quien firmaba las facturas y cobraba a los clientes».

El dueño del taller confirmó dichas circunstancias añadiendo que los 20 gramos de cocaína encontrados en su cajón, dentro de un paquete de arroz, eran para consumo propio porque “era adicto a estas sustancia”.

Asimismo, explicó que el sobre con dinero encontrado era un préstamo de su ex novia para ir adelantando pagos de ese mes para repuestos. «Me solía dejar dinero y luego yo se lo devolvía», indicó el propietario del centro.

Según la Fiscalía, en mayo de 2014 la Policía inició el seguimiento al taller después de que se recibieran varias denuncias anónimas sobre la posibilidad de que fuera un punto de venta de drogas.

Durante la investigación, los agentes observaron que un hombre aparcó su vehículo fuera del local y, tras entrar en él, recibió un objeto que ocultó entre sus ropas. Las fuerzas del orden le intervinieron dos envoltorios con 0,6 gramos de cocaína.

En el mismo operativo, la Policía pudo constatar que los acusados atendían a personas que acudían al local y "permanecían allí el tiempo indispensable para realizar una transacción de venta de sustancias estupefacientes", mientras que el propietario realizaba "continuos viajes en una moto" para, supuestamente, reabastecerse de droga.

Por ello, la Policía decidió realizar un registro en el interior del taller, donde encontraron sendas bolsas con cocaína por un valor de 1.648 euros.

Asimismo, hallaron tres bolsas y dos paquetes de tabaco con 114 gramos de marihuana, con un valor de 530 euros, así como recortes de plástico preparados para albergar dosis individuales y 4.870 euros en billetes, “procedentes en su mayor parte de la venta ilícita de droga”, según el fiscal.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña