Reparación | El mantenimiento de coches, en manos de más intermediarios

El sector evolucionará de un entorno B2C a otro B2B, según el Think Tank de Automoción B2B de IE Business School.

A las sesiones de trabajo de ‘Think Tank’ acudieron diversos profesionales de la automoción A las sesiones de trabajo de ‘Think Tank’ acudieron diversos profesionales de la automoción
A las sesiones de trabajo de ‘Think Tank’ acudieron diversos profesionales de la automoción

Las transformaciones en el sector del automóvil tienen importantes repercusiones desde el punto de vista de la demanda de servicios de movilidad por parte de los clientes, que utilizarán cada vez más a los intermediarios para contratar servicios de mantenimiento.

Esta es una de las conclusiones a las que han llegado recientemente los profesionales del sector asistentes al Think Tank de Automoción B2B de IE Business School.

“El sector parece evolucionar desde un entorno fundamentalmente B2C a otro B2B”, señala José Luis Criado, director académico del Think Tank, en las sesiones de trabajo realizadas junto con una veintena de asistentes del mundo de la automoción.

La aceleración del desarrollo tecnológico, la presión medioambiental, el cambio de actitud de muchos jóvenes para los que el coche deja de ser algo aspiracional y la conectividad son fenómenos que derivan en la aparición de un modelo de economía colaborativa y el desarrollo del coche compartido, tal y como apuntan los expertos.

Asimismo, señalan que las empresas proveedoras de movilidad también tienen que hacer frente a nuevos fenómenos: ventajas fiscales para determinados tipos de uso del vehículo; el aumento de la externalización por parte de las empresas para concentrarse en su negocio principal; el mayor riesgo en cuanto al valor residual del coche, o la necesidad de calcular el coste del uso de automóviles sin imprevistos.

Todo ello ha supuesto, subrayan desde el mencionado foro, el desarrollo y consolidación de las actividades de intermediación y agrupación de servicios a flotas que hacen compañías como las de renting.

Además, en el encuentro de se indicó que “se está generando una barrera entre los usuarios finales de los vehículos y servicios de movilidad, y sus tradicionales proveedores”.

Según Ricardo Conesa, director del programa avanzado en dirección de empresas del automóvil de IE Business School, “surgen fenómenos como, por ejemplo, Car2Go o Uber que contratan el vehículo que antes compraba al concesionario el cliente final”.

Desde el sector se plantea un panorama con una creciente tendencia al B2B. El futuro será, cada vez más, de los integradores de datos y servicios, tal y como ya se puede empezar a ver con el coche conectado, el vehículo eléctrico, el big data, el automóvil autónomo, los servicios integrados o la evolución de la necesidad de ‘tener cosas’ a la de ‘hacer cosas’.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña