Reparación | Una red manipuló 14 millones de kilómetros en coches de ocasión

Se ha identificado a 120 víctimas de este fraude en ocho provincias.

Los detenidos consiguieron unos beneficios de 200.000 euros. Los detenidos consiguieron unos beneficios de 200.000 euros.
Los detenidos consiguieron unos beneficios de 200.000 euros.

La Guardia Civil ha desarticulado una organización en Murcia que se dedicaba a manipular de forma ilegal las centralitas de coches de ocasión con el objetivo de modificar el número de kilómetros que poseían.

La estafa, que se ha llevado a cabo en ocho provincias españolas, ha afectado, al menos, a 120 víctimas, aunque las autoridades no descartan la posibilidad de que sean más.

Dentro de la operación 'Matorral', la Benemérita procedió al registro de varios establecimientos de compraventa de vehículos de ocasión y talleres mecánicos con la consiguiente detención de tres personas, empresarios y mecánicos del sector, como presuntos autores de delitos de estafa. Una cuarta está siendo investigada.

Asimismo, también se han incautado un buen número de dispositivos electrónicos que se empleaban en la manipulación de los cuentakilómetros.

Las investigaciones comenzaron hace varios meses después de recibirse una denuncia en la que se informaba de la compra de un vehículo de ocasión presuntamente manipulado.

Uno de los empresarios detenido adquiría los vehículos en empresas nacionales de 'renting' de Madrid y Bilbao. Se trataba de automóviles con un elevado número de kilómetros recorridos, por lo que su precio era reducido.

Estos vehículos presentaban un buen aspecto, ya que su antigüedad era inferior a tres años, por lo que en algunos casos ni siquiera tenían que pasar la ITV, motivo por el que tampoco había un control real de los kilómetros recorridos.

Posteriormente, se rebajaban los kilómetros hasta el 80%, lo que aumentaba considerablemente su valor de venta.

Las autoridades estiman que en total podrían haber reducido alrededor de 14 millones de kilómetros de los vehículos manipulados y puestos a la venta, lo que habría generado unos beneficios de unos 200.000 euros.

Los arrestados, españoles de entre 39 y 68 años, y vecinos de Jumilla y Molina de Segura, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Jumilla.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña