Reparación | La limusina de Obama, 'la Bestia', viaja con su propio mecánico

Fabricada por General Motors, sus características la asemejan a un búnker en movimiento por razones de seguridad.

La limusina de Obama, 'la Bestia', viaja con su propio mecánico La limusina de Obama, 'la Bestia', viaja con su propio mecánico
La limusina de Obama, 'la Bestia', viaja con su propio mecánico

La reciente visita a nuestro país del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha suscitado un evidente interés político y social, aunque su transporte tampoco ha pasado desapercibido. La limusina de Obama, conocida como "la Bestia", mide 5,4 metros de largo y 1,5 de alto y viaja con su propio mecánico.

Fabricada por General Motors, el Servicio Secreto estadounidense no desvela las especificaciones técnicas del vehículo, que podría decirse que lo asemejan a un búnker con cuatro ruedas, por razones de seguridad.

El 'Cadillac One' o la 'Limo One', como se llama oficialmente, parece una versión aumentada del sedán DTS. El chasis, sin embargo, es el de una camioneta Kodiak de Chevrolet. Dadas sus dimensiones, soportaría un bombardeo, ya que cuenta con una carrocería antiproyectiles de más de 20 centímetros de grosor. El precio estimado de este automóvil es de 1,5 millones de dólares.

Dispone de un motor V8, que consume un galón de gasolina (3,7 litros) cada seis kilómetros. La tecnología que utiliza en los cristales, de 12 centímetros de espesor, es secreta. La única ventana que se puede abrir en el habitáculo es la del conductor, pero solo tres dedos.

Las ruedas están reforzadas contra disparos e incluso, si reventaran, la llanta está diseñada para que pueda seguir circulando hasta 100 kilómetros. El depósito de combustible también está aislado del resto del vehículo, para evitar una explosión en caso de un ataque directo con bomba.

Por otro lado, si hubiera cualquier emergencia, sus puertas y ventanas se sellarían herméticamente y comenzaría a funcionar un sistema de reciclaje de oxígeno. Al parecer, existe también una muestra de sangre del presidente en caso de que necesitara una transfusión. Además, el coche incorpora un sistema de comunicación por satélite con línea directa al Pentágono y dispositivos de seguridad diseñados por el Servicio Secreto.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña