Reparación | Un ladrón entra a robar en un taller y acaba limpiando los coches

Con una navaja en mano, intimida a un mecánico, que consigue dar la vuelta a la situación y con una pistola le obliga a tan 'cómico' final.

Un ladrón entra a robar en un taller y acaba limpiando los coches Un ladrón entra a robar en un taller y acaba limpiando los coches
Un ladrón entra a robar en un taller y acaba limpiando los coches

Lamentablemente, los robos en talleres son algo más habitual de lo que deberían. Incluso, en ocasiones, estos delitos se producen de las formas más insólitas como el que se produjo este verano en un establecimiento de Salamanca cuando una mujer entró a un taller a pedir trabajo y acabó llevándose 1.000 euros de la caja de seguridad.

Así, los robos son más comunes en horas nocturnas, cuando los establecimientos están cerrados. En cambio, no es tan habitual que los 'cacos' irrumpan cuando el establecimiento aún está abierto e intenten desvalijar la caja del establecimiento a punta de navaja.

Eso precisamente era lo que intentaba un ladrón a principios de este mes de octubre en un taller del que desconocemos su ubicación. Sin embargo, el final de su fechoría dista mucho de lo que, en un principio, podía pensar.

El individuo, según captaron las cámaras de seguridad del taller, entró en el establecimiento a la hora del cierre y, con lo que parece un cuchillo o navaja, intimidó a un mecánico que se encontraba en las instalaciones. El profesional, pese a verse amenazado, mantuvo una fría actitud, lo que le permitió dar la vuelta a la situación en un momento en el que ambos protagonistas desaparecen de la imagen.

De este modo, instantes después, se ve al ladrón que sale corriendo hacia la puerta del establecimiento, tratando de huir, pero se la encuentra cerrada y, ahora, es el mecánico el que le persigue con una pistola en la mano.

La escena, de la que no podemos asegurar que no sea un 'fake', finaliza con el profesional obligándole a limpiar los coches que se encuentran dentro del establecimiento y, una vez ha terminado el 'trabajo', el fallido ladrón consigue escapar del taller, eso sí, sin botín.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña