Reparación | Un hombre espera desde hace 14 años que un taller sevillano le devuelva su coche

El afectado lleva reclamando el arreglo y la entrega de su vehículo desde 2003, pero no ha conseguido que se lo devuelvan.

El denunciante presentará el próximo martes presentará una nueva denuncia El denunciante presentará el próximo martes presentará una nueva denuncia
El denunciante presentará el próximo martes una nueva denuncia

Una demora de varios días en la reparación de un coche en un taller puede entrar dentro de lo normal. Aunque lo habitual es que desde el establecimiento los profesionales calculen el día e incluso la hora a la que el dueño puede pasar a buscar su vehículo arreglado.

Pero un vecino de Villaverde del Río, en Sevilla, es noticia estos días debido a que lleva nada menos que 14 años esperando a que arreglen su coche en un establecimiento de la mencionada localidad.

En el año 2003, Juan Cortés sufrió un accidente en el municipio de San Juan de Aznalfarache, en la citada provincia, y llevo su automóvil, un Ford Sierra, al taller para que le arreglaran los diversos daños que tenía.

El primer presupuesto que le dieron fue en un servicio oficial de la marca y ascendía a casi 10.000 euros, según publica La Vanguardia. Sin embargo, a Cortés le recomendaron ir a un centro donde tuvieran piezas compatibles.

El afectado llevó el vehículo a la empresa Hermanos Capdevilla, donde le dieron un presupuesto de 2.405,72 euros que aceptó de inmediato, pactando la forma de pago: 2.000 euros por adelantado y el resto, a la entrega del coche arreglado, unos 20 días después de entregar el dinero.

Sin embargo, han pasado 14 años y este sevillano, que afirma estar viviendo “una auténtica pesadilla”, aún sigue esperando que le arreglen el coche.

Cortés lleva reclamando el arreglo y la entrega de su coche desde 2003, pero no ha conseguido que se lo devuelvan. Al no tener conocimiento de qué ocurría con su coche, denunció el caso a Consumo y la Guardia Civil, ya que la situación le perjudicó a nivel personal porque era su medio de transporte para llegar hasta su punto de trabajo y carecía de otras opciones.

Desde el taller argumentan que en aquel entonces el negocio lo gestionaba una sociedad formada por dos hermanos y uno de ellos pidió hacer el trabajo por su cuenta, sin aclarar qué pasó con el dinero que entregó Cortés ni por qué no se hizo la entrega del coche.

Asimismo, el denunciante indica que posee documentos sellados por el taller certificando la entrega del dinero en dos pagos (1.000 y 500 euros), por lo que subraya que, “por encima de si los hermanos se enfadaron o se separaron, yo entregué dinero por un trabajo que no me hicieron y no quiero renunciar a mi coche”.

Por este motivo, el próximo martes presentará una nueva denuncia, para que se le entregue su coche, tras casi 14 años y medio reclamándolo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña