Reparación | Tres generaciones entre motores

La familia Rodríguez, una familia de mecánicos (Foto La Voz de Galicia) La familia Rodríguez, una familia de mecánicos (Foto La Voz de Galicia)
La familia Rodríguez, una familia de mecánicos (Foto La Voz de Galicia)

Corría el año 1963 cuando José Rodríguez Barja inauguró un pequeño taller mecánico en la población de Xinzo de Limia (Ourense). Con el tiempo, éste se convirtió en el lugar de trabajo de sus hijos; José Luis, Manuel y Carlos. Más tarde decidieron trasladar la sede de la empresa, José Rodríguez Barja e Hijos, a una gran nave, en la N-525 a su paso por dicha población, en donde trabajan como agentes de la marca Citroën. Hoy, cuatro décadas más tarde, cinco nietos de José se han unido al trabajo en el taller, lo que les convierte en una de las familias de mecánicos más veterana de toda España.

 

Los estudios de sus hijos y nietos han aportado nuevos conocimientos a un trabajo que ha debido adaptarse a los nuevos tiempos. Han estudiado ciencias empresariales y diferentes ingenierías, que siempre ayudan y son necesarias para llevar adelante una empresa. Todos, a excepción de uno, que aún inicia este año sus estudios superiores. Pero todos con un denominador común, su amor por la reparación de vehículos.

 

Los hijos de José están encantados de que las nuevas generaciones sigan el negocio familiar y que, en estos tiempos difíciles, “tengan la posibilidad de trabajar”, aseguran. Para Breogán, uno de los nietos, de 24 años, “no existe mejor trabajo que éste”. Han aprendido observando a sus padres y su abuelo. Un equipo de veteranos y savia nueva que mantienen como bandera el lema de la empresa: “buscar en todo momento la plena satisfacción del cliente”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña