Reparación | Casi el 40% de los españoles no se fía del coche conectado

Diversos estudios advierten del peligro real a través de múltiples sistemas del vehículo.

Casi el 40% de los españoles no se fía del coche conectado Casi el 40% de los españoles no se fía del coche conectado
Casi el 40% de los españoles no se fía del coche conectado

Todo indica que el coche conectado y autónomo irrumpirá con fuerza en el ecosistema de la automoción en un futuro próximo.

Sin embargo, más allá de las ventajas que puede aportar a los usuarios y de la previsible reducción de accidentes que permitirá el vehículo autónomo, la ciberseguridad en este tipo de coches sigue siendo una de las mayores preocupaciones de los usuarios.

Tanto es así, que el 34% de los conductores españoles afirma que no confía en el piloto automático y seis de cada diez no están dispuestos a ceder el control total del coche.

Así lo afirma el IV estudio europeo ‘El coche del mañana’ elaborado por AutoScout24, que recoge las expectativas de movilidad del futuro de cerca de 9.000 conductores de siete países europeos, entre ellos España.

Y este no es el único documento que lo asegura. Recordemos que un estudio elaborado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) concluyó que el 90% de los españoles están preocupados por el pirateo de los coches conectados.

Actitud ante el piloto automático
Actitud ante el piloto automático

Actitud ante el piloto automático. Fuente: AutoScout24

Pero, ¿realmente hay motivos para preocuparse por la ciberseguridad de estos automóviles?

Según un informe realizado por Intel y McAfee, del que se ha hecho eco EuroTaller en su blog, , pues en él ambas firmas piden a los fabricantes de vehículos la “máxima precaución a la hora de diseñar nuevas tecnologías”.

Entre los elementos vulnerables y susceptibles de ser hackeados, las compañías tecnológicas destacan las conexiones con smartphones y aplicaciones; las conexiones USB, Bluetooth y sistemas de conexión inalámbrica; el acceso sin llaves y el mecanismo de apertura de puertas remota. A través de todos ellos, un tercero podría tomar el control del coche.

Y hay más. El puerto de entrada OBD II, presente en todos los vehículos, es un punto de acceso vulnerable (como ya se demostró con el ataque contra un Jeep Cherokee, que supuso la llamada a revisión de 1,4 millones de coches en EE. UU.).

La centralita del airbag también puede piratearse, de modo que un hacker podría hacerlo saltar durante la conducción.

Hasta los sistemas mecánicos son inseguros. El documento de las empresas de tecnología refleja que un vehículo se puede atacar por medio del sistema de control de presión de los neumáticos, la unidad de mando, los sistemas de frenado y dirección, los asistentes de aparcamiento y el control de crucero adaptativo.

No es de extrañar, por tanto, que, según AutoScouts24, a medida que la innovación en esta materia avanza, aumenta la desconfianza. Y es que solo el 21% de los encuestados se muestran partidarios del coche conectado, frente al 35% que lo hacía en 2014.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña