Reparación | El 16% de las empresas suma vehículos eléctricos a sus flotas

Un reciente estudio asegura que aún falta recorrido para que la movilidad eléctrica sea una solución consolidada.

El 16% de las empresas suma vehículos eléctricos a sus flotas El 16% de las empresas suma vehículos eléctricos a sus flotas
El 16% de las empresas suma vehículos eléctricos a sus flotas

La llegada del vehículo eléctrico no está siendo sencilla y a estos coches sostenibles les está costando hacerse un sitio en el mercado actual. Aunque en España el 62% de las matriculaciones de estos automóviles se registran en el canal empresa, no consiguen despejar la ecuación coste/uso.

Así, sólo el 16% de las compañías tiene la intención de sumar estos coches a su flota en 2020, frente al 25% del año pasado, según el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO).

El estudio, realizado entre casi 4.000 gestores de flotas de pymes y grandes empresas de trece países, señala que, pese a que la movilidad eléctrica y las fórmulas que la ponen en valor como el carsharing han ganado popularidad, aún falta recorrido para ser una solución consolidada.

Más allá de problemas como los puntos de recarga, la autonomía o el precio de compra, el CVO indica que existen dudas en torno a la continuidad del Plan Movea, en vigor hasta mediados de octubre, poniendo de manifiesto que la empresa no entiende de incentivos puntuales para dar el salto a otra energía.

Eso explicaría que las compañías españolas con enchufables en su flota se hayan reducido de un 10% a un 6% en el último año. Con ello, España se sitúa en el tercio inferior de la tabla en intención de uso del eléctrico, que encabeza Holanda, con una red de postes de recarga diez veces superior a la de nuestro país y ayudas para la compra de eléctricos más sustanciosas.

Otra de las conclusiones que revela el CVO es el freno en la tendencia de la conducción compartida entre las empresas. De esta forma, sólo el 17% de las compañías, frente al 27% del año pasado, considera el carsharing como solución de movilidad.

Asimismo, aunque el diésel sigue perdiendo cuota, continúa siendo la solución mayoritaria en la flota, hasta el punto de que los episodios sobre manipulación de emisiones y las incertidumbres creadas alrededor de estos motores no han influido, tal y como reconocen casi nueve de cada diez empresas.

Entre las alternativas limpias, la balanza se inclina hacia la tecnología híbrida, lo que explica que haya ganado peso en el último año, al pasar de un 23% a un 37% el porcentaje de grandes compañías que ya suman estos vehículos a su flota.

Por otro lado, el estudio pone de manifiesto que el renting sigue siendo terreno conquistado entre las grandes empresas (70%) y, poco a poco, consigue un hueco entre las pymes (21%).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña