Reparación | La conectividad, oportunidad de negocio para el taller

Los vehículos conectados cambiarán la forma de interactuar talleres y clientes.

La conectividad, oportunidad de negocio para el taller La conectividad, oportunidad de negocio para el taller
La conectividad, oportunidad de negocio para el taller

En los últimos tiempos se viene hablando mucho de los vehículos conectados. Uno de los aspectos que traerán esos vehículos es la forma en la que los talleres se podrán relacionar con sus clientes.

Aparte de los problemas de privacidad y competitividad, que asociaciones como Conepa ya han pedido a la Unión Europa que se solventen con una regulación comunitaria, lo que es cierto es que la conectividad traerá consigo una oportunidad más de negocio para los establecimientos de reparación.

Así lo ve al menos Carlos López, director comercial de Launch Ibérica, quien en una charla en el Showroom de Motortec, titulada 'El coche conectado y las oportunidades que ofrece esta tecnología al taller', ha asegurado que los establecimientos que incorporen esta tecnología en su oferta de servicios tendrán una oportunidad más de aumentar su carga de trabajo en un mercado tan competitivo como el español.

Para apoyar esta teoría, López ha desgranado la situación del sector de reparación en España y cómo le ha afectado la crisis. De todos los datos aportados por el director comercial de Launch, nos vamos a quedar con uno que ya adelantó Audatex: el ratio de vehículos por taller en España es mucho menor que en otros países de nuestro entorno. Esto quiere decir que cada taller 'toca' a menos vehículos para reparar. Así en España apenas son unos 500 vehículos por taller, mientras que en Italia 'tocan' a más de 700 por establecimiento. Incluso, en Reino Unido esta cifra supera los 1.000 automóviles por cada negocio de reparación.

Esta situación, obliga a los talleres, según López, a ofrecer a sus clientes un servicio diferenciado que la tecnología actual permite dar, por ejemplo, con este tipo de dispositivos que muchos usuarios pueden estar interesados en utilizar por sus necesidades de movilidad.

Esta tecnología es muy sencilla de aplicar y supone una mayor y más estrecha relación entre taller y cliente. En este sistema intervienen un equipo de diagnosis, conectado mediante un dispositivo a un vehículo con salida OBD (unos 15 millones del parque español ya la incorpora) y un smartphone, el del cliente. El aparato conectado al automóvil realiza la diagnosis y los datos obtenidos los envía al equipo del taller que conocerá, antes de que el vehículo llegue a sus instalaciones, qué avería tiene.

Esto, según López, permitirá al negocio de reparación dar un servicio más rápido y eficaz, a la vez que rentabilizará sus recursos. No sólo por la optimización del tiempo de los profesionales de reparación por una menor pérdida de éste en la búsqueda de la avería -con su beneficio en términos de rentabilidad- si no también por la organización de la carga de trabajo e, incluso, en la gestión de los vehículos de cortesía ya que permite planificar la llegada de vehículos al establecimiento.

Todo esto, conllevará también una influencia positiva en la fidelización ya provocará una mayor satisfacción del cliente que tendrá el vehículo menos tiempo inmovilizado en el taller pues a la hora de llevarlo a reparar se habrá ganado tiempo en el diagnóstico y en la solicitud de piezas de recambio en caso necesario. Además, permitirá a los talleres ofrecer a sus clientes conectados ofertas personalizadas así como recordatorios de operaciones de mantenimiento a realizar.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña