Reparación | Cómo compaginar estudios y prácticas para hacerse mecánico

Testimonio de Manuel Soria, uno de los participantes en el Proyecto “Jóvenes Profesionales”, impulsado por Asetra.

Manuel Soria Manuel Soria
Manuel Soria

Manuel Soria es uno de los jóvenes que ha tenido la suerte de acceder a una formación dual para FP, muy similar al ya famoso ‘modelo alemán’. Manuel no ha logrado acceder a esta formación, no muy común en estos tiempos, a través de su centro de FP o cualquier otra institución pública, sino gracias al proyecto ‘Jóvenes Profesionales’.

La asociación madrileña de talleres Asetra, la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación Exit lanzaron este programa pionero que apoya la formación práctica en talleres de automóviles a jóvenes que a la vez se están formando para trabajar en este gremio. De este modo, Manuel, boliviano de 22 años, pudo hacer realidad su sueño y entró a trabajar en el taller Automatric, en Madrid, en 2012.

“Me siento bien después de reparar o pintar una pieza de un coche. Trabajando con coches es donde más he aprendido”, reconoce Manuel, satisfecho, en el blog ‘Vidas Cruzadas’, impulsado por la Fundación Mutua Madrileña. A este joven le gustó tanto la experiencia que en verano se ofreció a su jefe para seguir trabajando cubriendo las suplencias de otros operarios. “Al principio sólo miraba, no tocaba los coches, pero, poco a poco, me he ido soltando”, afirma Manuel.

Gracias a la beca, Manuel Soria ha podido disfrutar de la FP de Grado Medio y de la beca de la Fundación Mutua, simultaneando estudios con trabajo, aunque él reconoce que aún le queda mucho por aprender. “Me gustaría avanzar, pintar y hacer otras tareas de mayor responsabilidad”, adelanta. “Si no hubiera hecho las prácticas, no tendría los conocimientos que tengo, que no pueden compararse a los que adquieres en el instituto”, reconoce, agradecido por la oportunidad de trabajar en lo que más le gusta.
 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña