Reparación | Los coches eléctricos deberán hacer ruido a partir de 2019

La UE ha aprobado una normativa para que emitan sonidos identificables con el fin de mejorar la seguridad de los peatones.

Algunos fabricantes insisten en que la conducción silenciosa disminuye el estrés al volante Algunos fabricantes insisten en que la conducción silenciosa disminuye el estrés al volante
Algunos fabricantes insisten en que la conducción silenciosa disminuye el estrés al volante

Los coches eléctricos supondrán muchos cambios en los hábitos de los usuarios, el medio ambiente y la seguridad. Esta última influye en aspectos que hasta hace poco no se habían tenido en cuenta, ya que afecta a peatones y a otros usuarios de la vía, pudiendo no percibir su presencia ante la falta de ruido de estos vehículos.

Por este motivo, Europa ha aprobado que a partir del 1 de julio de 2019 entrará en vigor una normativa que hará que los fabricantes de automóviles híbridos y eléctricos deban incorporar ciertos dispositivos que hagan un ruido identificable para mejorar la seguridad, tal y como publica Circula Seguro, y, así, evitar según algunos estudios, hasta 2.400 víctimas relacionadas con estas situaciones.

Dicha normativa se basa en estudios como el realizado por las autoridades en materia de transportes en Estados Unidos (Department of Transportation), que indican que existe hasta el 19% más de probabilidad de que un coche eléctrico atropelle a un peatón si se compara con un automóvil tradicional.

No obstante, desde 2014 algunos modelos han incorporado algunos sistemas acústicos, aunque será a partir de la fecha indicada cuando todo tipo de motorizaciones eléctricas deban llevar a efecto esta regulación.

Ya en 2011, la Comisión Europa señaló que los automóviles con motor eléctrico de menos de 4,5 toneladas debían emitir ruido por encima de los 20 km/h. Pero la normativa que entrará en vigor dentro de dos años se refiere explícitamente a los modelos nuevos, mientras que el resto deberá adaptarse a partir de 2021.

Por otro lado, algunos fabricantes, según refleja el citado medio, insisten en que la conducción silenciosa disminuye la contaminación acústica y los niveles de estrés al volante. Pero en el caso de ser necesario, estos defensores señalan que el ruido emitido debería ser único y diferente al de los motores térmicos.

A este respecto, la UE indica que “el sonido debe ser fácilmente identificativo del comportamiento de un vehículo y debería sonar similar al sonido de un vehículo de la misma categoría que monte un motor de combustión interna”.

En cualquier caso, algunos expertos aseguran que este aspecto se modificará con la llegada de la conducción autónoma de nivel 5, con la que los vehículos detectarán a los peatones y se detendrán en caso de accidente, característica que puede devolver el silencio a los coches eléctricos

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña