Reparación | Cómo administrar a los mejores empleados del taller

Como dueño de un taller, nutrir a los mejores empleados puede crear una base sólida para el futuro del negocio, según Iberisa.

Mecánico trabajando en un taller
Mecánico trabajando en un taller

La actitud y la ética en el trabajo son algunas de las cualidades comunes de los mejores empleados del taller.

Administrar a estos trabajadores de forma diferente puede desmotivar al resto del personal, por lo que hay que tener cuidado con la gestión; sin embargo, eso no significa que no haya que prestar especial atención a los empleados sobresalientes, según explica Iberisa en un artículo publicado en su blog.

"Como dueño de un taller, nutrir a los mejores empleados puede crear una base sólida para el futuro del taller", señala la compañía.

Entre las claves para gestionar estos recursos humanos adecuadamente, la firma destaca:

- Estar en sintonía con los empleados. Hay que comunicarse con los mejores trabajadores para conocer de primera mano cuáles son sus perspectivas, qué es lo que esperan del futuro en el taller… Estos expertos apuntan que un error muy común es pensar que, al ser de los mejores, están preparados o interesados en ascender de puesto, y esto puede no ser así.

- Lograr que se conviertan en modelos a seguir. Hay que conseguir que trabajen en equipo, liderándolo y siendo un referente para el resto. Además de enseñar y organizar a los miembros del equipo.

- Motivación. Los mejores empleados deben simbolizar lo que se puede lograr si se trabaja duro. Para comprender qué motiva a los miembros del personal, hay que conocerlos y comprenderlos a nivel personal. Además, los mejores empleados del taller deben sentirse apreciados.

- Crecimiento profesional. En este sentido, hay talleres y cadenas que pueden ofrecer más dinero, pero también es posible brindar crecimiento, formación y una experiencia más personalizada para retener el talento.

- Establecer expectativas. Es importante que los gerentes se pregunten a sí mismos y a los miembros de su personal si tienen todo lo que necesitan para tener éxito. Para que el taller avance, conviene crear una tabla de expectativas de rendimiento de los empleados para analizarlo y averiguar así cómo ayudar a mejorar las habilidades y potencial de estos.

- Escuchar y mostrar aprecio. Si los empleados dicen que hay un problema es que probablemente algo no funcione. Que los empleados tengan la oportunidad de conversar tranquilamente con el jefe cuando tengan un problema personal o relacionado con el trabajo, crea una relación de confianza y aprecio entre ambos.

- Recompensa. Siempre hay que tratar de recompensar el esfuerzo de los empleados para que se sientan "como en casa" y vayan a trabajar con ganas y motivación todos los días con el fin de retener ese talento. Formar a los mecánicos en nuevas tecnologías, como la híbrida y la eléctrica, por ejemplo, es una manera de "dar un paso adelante hacia el futuro" y aumentar los servicios que el taller puede ofrecer a los clientes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña