Reparación | “No con mi aceite” acusa a los talleres de lucrarse con residuos

Los talleres de Soria reclaman una planta de gestión de residuos Los talleres de Soria reclaman una planta de gestión de residuos
"No con mi aceite" pide la eliminación de la ecotasa

“Su valor ha crecido de tal manera que los talleres lo subastan o lo venden”. Quienes así se expresan son los integrantes del movimiento ciudadano “No con mi aceite” y se refieren a los lubricantes usados. Este organismo, que pretende la eliminación de la ecotasa que deben pagar los conductores al cambiar el aceite de su vehículo, asegura que la gestión de aceites usados “hace años que dejó de ser deficitaria” y, por ello, “es ridículo que el consumidor siga abonando esta tasa”.

Miguel Pérez, portavoz de la plataforma, explica que la causa de la subida del valor del aceite usado como materia prima se debe a la caída del valor del aceite nuevo en el mercado (en torno al 35% desde 2007, según sus estimaciones), por lo que "algunas plantas de tratamientos están infrautilizadas y pagan a los talleres" por el residuo, añade Pérez.

El 70% de los aceites usados se trata para extraer de ellos nuevas bases lubricantes, esenciales en la fabricación de nuevos aceites, y el resto se emplea como combustible industrial. Esta necesidad de aceite usado ha supuesto una "guerra comercial" entre los dos sectores del tratamiento: la regeneración de bases y la valorización energética, que ha incrementado el valor del aceite usado hasta llegar a la situación actual.

"La contradicción es que el que contamina, el usuario del taller, paga, pero el taller vende. En esta situación, ¿tiene derecho el taller a cobrar la ecotasa?", plantea Pérez. Por este motivo, la plataforma asegura que el residuo se ha convertido en un negocio "lucrativo" y su tratamiento ya no necesita ser subvencionado.

Sin embargo, desde Sigaus se explica que el aceite usado se genera en miles de talleres e industrias, de manera muy atomizada, por lo que "la mayor parte de las veces se recogen pequeñas cantidades en operaciones que, de no existir la financiación que efectúa Sigaus, no se producirían".

En este sentido, el organismo matiza que “puede que se esté pagando en lugares donde la recogida no es cara, es decir, donde haya una cantidad importante o distancias cortas. Pero no es la tónica general". De hecho, más de la mitad de las recogidas efectuadas en 2013 fueron menores de una tonelada y se dieron en poblaciones no capitales.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña