Reparación | ZF Aftermarket anima a los talleres a ofrecer una revisión de primavera

El invierno resulta agresivo para algunos componentes del coche, por lo que es el "momento idóneo", según un estudio.

ZF Aftermarket anima a los talleres a ofrecer una revisión de primavera ZF Aftermarket anima a los talleres a ofrecer una revisión de primavera
ZF Aftermarket anima a los talleres a ofrecer una revisión de primavera

Los meses de invierno suponen un "gran esfuerzo" para los vehículos. Por eso, "uno de cada tres conductores en Alemania considera la primavera el momento ideal para llevar su vehículo a revisión", según una encuesta realizada por el instituto YouGov, y de la que se ha hecho eco ZF Aftermarket.

De esta manera, desde la compañía recomiendan a los talleres que, coincidiendo con el comienzo de los meses más cálidos, ofrezcan a sus clientes un servicio de revisión de las piezas del automóvil importantes para la seguridad.

La nieve, el frío, la sal para mantener las carreteras libre de hielo, etc. son elementos que resultan agresivos para algunos componentes del chasis. Por este motivo, los expertos de ZF Aftermarket consideran que es "imprescindible" someter todo el chasis a una revisión profesional coincidiendo con el comienzo de la primavera.

Asimismo, el proveedor señala que se deberá comprobar también el desgaste de los forros y los discos de freno. "El experto deberá prestar atención igualmente a las pinzas y a los tubos flexibles de los frenos y comprobar si son estancos y si funcionan correctamente", añade.

En relación con los componentes del chasis, en esta revisión se debe incluir una prueba de estanqueidad de los fuelles de caucho de las juntas de rótula y una revisión profesional de la barra de acoplamiento, del extremo de la barra y de la articulación axial. Además, los especialistas de ZF Aftermarket recomiendan revisar el guardapolvos de las rótulas y los anillos de fijación de resorte.

Por su parte, un amortiguador defectuoso también puede tener "consecuencias críticas" en el efecto de frenado. Así, según la recomendación de ZF, tanto los amortiguadores como todos los componentes relevantes para su funcionamiento correcto deben revisarse a los 80.000 kilómetros y, después, cada 20.000 kilómetros.

Por último, la compañía recuerda que una "labor informativa competente" sobre los posibles riesgos para la seguridad no solo favorece la seguridad del vehículo, sino que también "contribuye a una mayor fidelidad de los clientes y a aumentar la facturación del taller".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña