Reparación | Volvo prueba híbridos sin batería ni motor eléctrico

Esquema del sistema Flywheel Kers de Volvo Esquema del sistema Flywheel Kers de Volvo
Esquema del sistema Flywheel Kers de Volvo

Un vehículo híbrido sin pesadas baterías ni motores eléctricos. Esta es la vuelta de tuerca que Volvo está dando a esta tecnología. El constructor ya ensaya con un prototipo equipado con un volante de inercia que recupera la energía cinética. El resultado: hasta el 25% de ahorro en el consumo de combustible respecto a los sistemas híbridos convencionales.

Para su desarrollo colabora con el grupo Torotrack. El dispositivo, denominado Flybrid o Flywheel Kers, está basado en los kers que equipan los vehículos de Fórmula 1, cuyas siglas en inglés significan, precisamente, “sistema de recuperación de energía cinética”.

El prototipo que prueba Volvo es un S60 de tracción delantera. Con este sistema, el vehículo captura la energía cinética que habitualmente se pierde al frenar y la envía al volante de inercia de fibra de carbono y acero, que puede girar hasta 60.000 rpm. En sólo ocho segundos, el sistema es capaz de capturar 150 Wh de energía, que se puede almacenar hasta 30 minutos o utilizarse inmediatamente, según la necesidad.

Este sistema puede liberar hasta 80 CV de potencia en menos de diez segundos, de tal manera que evita al motor de combustible realizar los servicios que suponen un mayor consumo, tales como las paradas y los arranques.

La producción en serie de un sistema similar al que Volvo prueba en la actualidad podría estar lista en los próximos seis años.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña